Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

LA GUERRA DE LOS COMICS

Hola lectores/as, aquí seguimos otra semana más dando guerra, hoy para comentar las incompatibilidades de los rituales del friki y la vida en pareja; porque este es un factor a tener muy en cuenta, una vez hayas cazado a una bambina capaz de sosportar tus peculiaridades, el paso lógico y siguiente es la convivencia.

Desde CdF os vamos a enumerar, de manera rápida, los problemas más habituales a los que os podéis enfrentar y algunas posibles soluciones:

1.- El presupuesto: primer concepto, TUS gastos y SUS gastos se miden con raseros diferentes, o lo que es lo mismo, mientras que gastarse 90 pavos en esa falda tan mona no es excesivo (total, era un capricho), la compra de un par de cómics siempre puede dar lugar a problemas y frases como “¿ya te has comprado otro?” o “vamos a tener que comprar otra casa para que entren todos tus trastos” se convertirán en el pan nuestro de cada día. Además, como ningún friki que se precie compra solo un par de cómics, las situaciones que se generan suelen ser bastante más complejas. Para resolverlas, desde CdF os proponemos técnicas tan innovadoras como el truncamiento, eliminar una cifra siempre suele dar buenos resultados…¿quién ha dicho 120 pavos? 20 de nada.

Example

Eso si, cualquier novia con dos dedos de frente, al ver como se apilan ingentes cantidades de tebeos en las estanterías, empezará a sospechar; para casos como este CdF propone la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo, libre de declaración de impuestos, para sufragar el vicio. Puede parecer triste, pero más triste es “de robal”.

Example

2.- El espacio: otra de las cuestiones que más preocupan a los jóvenes frikis con deseos de emancipación, adopta una dimensión aún más grande cuando se tiene que convivir con otra persona (sea tu pareja o no). Y es que el friki trata de viajar con todos sus enseres y, una vez abandona el seno materno, se haya perpetuamente sumido en una mudanza: cómics que se quedan en cajas, abandonados como perros, en casa de los papis, tratando de encontrarlos un huequecito en la casa nueva, otros tantos desperdigados en casa de los colegas, a los que desde que tienes novia no ves tanto y tardarás un ojo de la cara, un huevo y la yema del otro en recuperar (casualmente, siempre se suelen llevar tus preferidos y/o descatalogados).

Example

Y mientras, lidiando con la pareja, porque claro, resulta muy dificil de explicar, a un no iniciado, que ese armario tan bonito de la entrada jamás podra ser una despensa porque en algún lugar tienen que entrar los cómics y al menos ahí no molestan ni la mitad que en la habitación (que seguramente haya acabado pintada de rosa porque todos los frikis, y los hombres por extensión, somos unos gayumbeles que nos bajamos los pantalones con tal de mojar en caliente). Y date con un canto en los dientes si no te propone librarte de unos cuantos, que ese es otro de los lugares comunes que tanto les gusta visitar.

La recomendación de CdF: múdate a un pisito con trastero.

3.- Los adornos: si señores, esas esculturas, originales y posters que tanto nos gusta coleccionar, siempre acaban redefinidos, por verbigracia, en trastos o, en el mejor de los casos, adornos; y a esta última definición nos tenemos que agarrar como a un clavo ardiendo, puesto que es la única posibilidad que tenemos para poder exponerlos, en vez de verlos relegados al trastero o a un altillo… si cuela, porque mira que es difícil.

Example

4.- La pornografía: uno de los momentos más temidos para un friki, el abandono de una de las posesiones más queridas y que más ratos de placer le ha dad; pero aquí sí que no hay tu tía, ninguna chavala cederá en este aspecto (bueno, si tenéis suerte…). Pensand en positivo, ahora no os va a hacer mucha falta, al menos los primeros 6 meses. Después, siempre hay tiempo para arrepentirse.

Y bueno, aunque parezca mentira, las ventajas (una vez superadas las diferencias iniciales) compensan de largo todos estos “pequeños problemillas” y alguno más que surgirá sobre la marcha, así que tampoco os desaniméis, así que, sin nada más que contar, saludos frikis, guapamente niano niano, y hasta la semana que viene.

Anuncios

Ninguna respuesta to “LA GUERRA DE LOS COMICS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: