Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

El lector de cómics es un personaje bastante curioso; pasa la mayor parte de su adolescencia escondido en cualquier rincón, leyendo lo que sus iguales consideran entretenimiento para niños. El solo hecho de ir a comprarlos puede poner en peligro su poca aceptación social y convertirle en el objeto de todas las collejas (que casualmente, siempre se están rifando), así que adquiere los modos y maneras de un yonqui en busca de droga y trata al librero como a su camello profesional: intercambio rápido de tebeos por dinero, nada de ojear las novedades y huida a toda velocidad; ni diálogo fugaz, así que mucho menos una charla amistosa. Hay que evitar cualquier relación.

Example

Con estas pintas es comprensible que no quiera que disminuya aún más su aceptación social

Sin embargo, pasan los años, el friki sale de su crisálida y empieza a ver el mundo con otros ojos; pasa de ocultar los tebeos ante los ojos de los extraños a lucir radiante una camiseta de los 4F, porque claro, los 4F “han trascendido y son elementos importantes de nuestra iconografía cultural”. Si hasta leer tebeos deja de ser un hábito infantil y se convierte en un síntoma de posmodernidad, acompañado casi siempre de la coletilla “hasta Fellini los leía”.

Example

El mismo friki, años mas tarde… si ya lo decían en el anuncio de Bezoya

Entoncés empiezan las revindicaciones, que vienen a ser algo así como los manidos coros de las manifestaciones, y el cómic abandona su faceta de entretenimiento para convertirse en el arte secuencial. Y, por supuestisimo, deja de ser un medio para niños; los niños que se vayan a la puta mierda, hombre, a darle patadas a un mojón. Los tebeos son para adultos, y los de superhéroes, más.

Y, de golpe y porrazo, los tíos enfundados en pijamas no pueden ser ridículos porque son la adaptación de intrincados mecanismos de valor moralizante que necesita el subconsciente colectivo; porque, por si no había quedado claro, los tebeos son para adultos.

Example

Este niño llegará lejos….

Las discusiones a este respecto siempre suelen ser fallidas porque, aunque el friki en cuestión tenga un tebeo de la patrulla de Austen en las manos, siempre te remitirá a cosas como Watchmen o Año 1, que vienen a ser su biblia.

Example

Su musa… Ups, perdón.

Example
Ahora si, su musa… juega a encontrar las 7 diferencias.

Visto que el número de frikis que piensan así aumenta cada día, desde CdF proponemos su eliminación sistemática, apalizamiento selectivo y/o la castración por decreto. Los cómics son entretenimiento, repitimos, los cómics son entretenimiento.

Ala, a cascarla. Estooo, saludos frikis y hasta la semana que viene.

Anuncios

Ninguna respuesta to “”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: