Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

SIEMPRE NOS QUEDARA LA TIERRA MEDIA

Nota de la redacción: Por aclamación popular, os dejo con otro post de Misia y Candy Girl, dos chiquitas que aun no han entendido que catorce fotos son muchas fotos aunque sean menos que veintidos, y que el numero ideal de fotos en un post es entre ninguna y dos o tres. Por lo tanto, ya estoy empezando a afilar el machete y si vuelven a mandar un post con tantas fotos, las descuartizaré, las machacaré, las trituraré, las quemaré, y todo lo que acabe en ré.

Adbar.

Hola frikis. Ya estamos de vuelta, con la mitad de fotos que en el post anterior (Sr. Adbar, habrá que retrasar un poco esa orgía de muerte y destrucción que nos había prometido) y con un especial sobre uno de nuestros frikiespecímenes preferidos. Vamos allá:

De todas las clases de frikis con las que nos hemos tropezado a lo largo de los años, hay una a la que tenemos especial cariño: los admiradores acérrimos de “El Señor de los Anillos”. No nos referimos a tíos a los que simplemente les mola el SdlA (como nos vamos a referir a lo largo de este post, para abreviar, a La Gloriosa Trilogía), no, nosotras hablamos de frikazos cuya vida entera gira en torno a la obra de Tolkien.

Amiga, cuando te enamoras de un chico -entre otros encantos- porque sabe que si las piruletas marca FIESTA saben mejor que cualquier otra piruleta es porque llevan extracto de almendras amargas, eres consciente de que corres riesgos. Es más que probable que el chico ese sea un pedazo de friki, un frikazo de los que sacan por lo menos 50 puntos en el TestDeNeithan. Pero cuando en el primer sms que te manda te llama “Haira Elen” (o algo parecido, estamos citando de memoria), y en el siguiente te explica que significa “Luz Lejana” en élfico, sabes que has dado con Uno De Ellos, un friki de Tolkien.

Image Hosted by ImageShack.us
“¡Ven pa´ca, Jaca, que te vas a enterar de lo que es capaz un montaraz!”

Ligarse al friki no es difícil. Os mirais, os gustais, te cuenta sus frikadas, quedais, salís, entrais, os enamorais, lo de siempre. Lo complicado es ascender a la categoría de novia formal (ya sabes, en plan de asistir a eventos frikis con los amigos de tu chico). Hay que cumplir una serie de requisitos esenciales. Aparte de los comunes a todos los frikis (respeto a sus comics, al tal Hitch y demás…), los amantes del SdlA suelen exigir un mínimo conocimiento de la obra en cuestión. ¿Y cómo sabe eso tu friki? Pues con un examen, porque los métodos de evaluación no han avanzado nada desde la EGB.

Una noche salís a cenar. Todo va bien, pero notas que tu friki está bastante pensativo. Cuando regresais a casa, tu friki se mete en la cama mientras tú te vas a poner el camisón negro más mínimo y transparente que tienes. Cuando vuelves a la habitación y te vas a lanzar sobre su cuello, él aprovecha el último segundo en el que su cerebro aún reside en la cabeza y te suelta de sopetón:

F: ¿Te has leído alguna vez el Señor de los Anillos?

C: Ummm, ¿qué? Esto… ¿El SdlA? Sí… dos veces. Una cuando tenía 16 y otra cuando salieron las pelis. ¿Por?

F: ¿Sí? Entonces sabrás quien es Éomer.

C: Pues no, pero ¿qué? bah, chiqui, ¿por qué no dejas ya de hablar y…?

F: No, escúchame cinco minutos y respóndeme: Venga, una muy sencilla: ¿Quién es Saurón?

C: Pues el malo, el señor Tenebroso, el… uy, no, espera que ese es el malo de Harry Potter. Pero vamos, que es el malo. El malo-malo de verdad. Pero ¿Qué te pasa?

F: ¿A qué sitio van después de ir a Moria?

C: Pues no sé… pasan por una montaña.

F: ¿Qué es el Poney Pisador?

C: Uy, esa la sé. Pues la taberna esa, donde se encontraron todos y que hay una pelea.

F: ¿Sabes como se llamaba el enano que dirige a todos los que están en las minas de Moria?

C: …
F: ¿Y que es un montaraz?

C: Pues eso, pues… lo que era Aragorn, ¿no? De esos que van de un lado a otro con un caballo. ¿O no llevaban caballo?

F: ¿Estás segura de que te has leído los libros dos veces? Si es que… a ver, ¿quién es el Peregrino Gris?

C: Sí, sí, ese es Gandalf. Pero desde luego, cariño, llego a saber que me ibas a hacer una sesión de trivial y casi que me quedo con el jersei puesto, joder, que frío.

F: ¿Con quién acabó casándose Faramir?

C: Uy, esa es de amor… qué bonito. Con la chica ésta a la que primero le molaba Aragorn… ¿Éowyn?

F: ¿Cuál es la batalla de Cuernavilla?

C: Ni idea. Pero seguro que muchos murieron, como te va a pasar a ti en breve como no me dejes en paz.

Tu friki se queda callado y por un momento tu ves caer los números por el blanco de sus ojos, al más puro estilo matrix:
– Cuatro respuestas acertadas, four points.
– Confundir a Sauron con el malo amariconao del libro ese de los críos resta puntos: minus one point.
– Extra por el picardías negro: two points.
– Resultado: five points, aprobado bajo. No, el picardías cuenta doble, seven points, notable.

Image Hosted by ImageShack.us
Bueno, en fin, ya sabeis lo que va aquí.

Resultado: la sujeto de la evaluación (tú) será admitida como novia (de tu friki), siempre que:

1) Sigas usando esos camisones dignos de Arwen.

2) Te sometas a un programa intensivo de inmersión tolkiana: la ya friki novia será obligada (bajo amenaza de ir a recogerla un día al trabajo con el disfraz de Gimli -trenzas incluidas-) a ver una vez a la semana una de las pelis de la trilogía, pero en versión extendida.

Image Hosted by ImageShack.us
Y a lo mejor hasta se lleva a un colega.

Aceptas. ¿Cómo, si no, vas a saber cómo viven los Hobbits en la Comarca, o los regalos que Galadriel les da en Lothlorien, o quién gana en la batalla de a ver quien bebe mas entre Gimli o Legolas? ¿Eh?

Se te harán sugerencias de lecturas interesantes: “Cariño, ¿te leíste el Hobbit en su día? A los 14 años, digo. ¿No?”. “¿Sabes que el transfondo del SdlA es pura filosofía? Las dos primeras veces que se lee no se capta, pero a la tercera ya se aprecia y ahora que eres más madura podrías entender toda la esencia de la obra. ¿No te apetece volver a leerlo?”. “¿Has terminado ya el Silmarillion? Ya hace 3 semanas que te lo pasé, quería que comentáramos algunos pasajes importantes…”

Así es la sacrificada vida de la frikinovia de un fan del SdlA. Durante meses tienes que llevar en el bolso, además de la última de Lucía Etxebarría, que es lo que a tí te apetece leer, el tochazo de turno de JRR (ya sois tan amigos que le llamas por las siglas). Hasta que a tu friki se le pasa la fiebre, vas más cargada que Sam Gamyi.

En fin. Vuestra relación sigue viento en popa. Te encanta tu friki. Te encanta que te mande e-mails con el “Aerlinn in Edhil o Imladris” (o Himno de los Elfos de Rivendel) cada vez que teneis una buena sesión de sexo salvaje (tan a menudo que casi te lo sabes: “Oh Elbereth iluminadora de estrellas… brillo que desciende como joyas del firmamento… la mas gloriosa estrella a lo lejos miro…”).

Una tarde, aprovechando la confianza, te abre su corazoncito friki y, al más puro estilo “El diaro de Patricia”, te confiesa que sus personajes preferidos son los enanos. Que cuando era adolescente en esos juegos de rol que no entiendes su alter ego era un enano, eso sí, con un hacha enorme (eso sí que lo entiendes). Y que, oh, en un momento de paranoia extrema aprendió a hablar la lengua de los enanos y que se sabía una canción en khuzdul. Te la intenta cantar. El testimonio es escalofriante. Disimulas, pero en el fondo lo flipas. Tú, que tienes a Legolas entre tus musos frikis, estás saliendo con… ¡¿un enano?!

Image Hosted by ImageShack.us
“¡Ven pa´ca, Jaca, que te vas a enterar de lo que es capaz un enano!”

Ahora entiendes que te amenazara con un disfraz de Gimli y no con uno de Legolas o Aragorn, como los frikis normales. Tu friki es un enano. Sólo habla élfico porque el khuzdul no lo entiende casi nadie, porque los enanos son bordes por naturaleza y no se lo enseñan ni a sus amigos. Así que decidió aprender quenya para poder comunicarse. Tú te imaginas las apasionantes tardes de la adolescencia de tu friki, entre enanos y elfos imaginarios, declinaciones, diéresis y masturbación. Y das las gracias de que sólo haya aprendido dos lenguajes absurdos, porque JRR Tolkien creó un buen montón de lenguas para su universo particular (que comparten millones de frikis por el mundo, y ahora tú): lendarin, danian, élfico primitivo, quenya, khuzdul… El tuyo te habla en quenya, que es el “alto élfico”. Así que si te llama “Maia”, no te preocupes, no te confunde con la abeja, te está llamando “Diosa”, o “Hacedora del Bien”. Y cuando te susurra “vanya vendë” quiere decir que eres guapa. Oh Cielos.

Vale. Pues tu has decidido que eres una elfa.

Image Hosted by ImageShack.us
“Fikimio, ¿babeas…? ¿¡A ver si en lugar de un enano vas a ser un orco de esos…!?”

Un día te lleva de “mereth”. Esa es una de las frikadas más grandes a las que una Frikinovia tendrá que enfrentarse jamás. Requiere una mente abierta, pulso firme, sangre fría, poca vergüenza y mucho, mucho sentido del humor. Porque una “mereth” es una especie de campamento de fin de semana, donde gente así

Image Hosted by ImageShack.us
se reúne para hacer cosas así

Image Hosted by ImageShack.us
así

Image Hosted by ImageShack.us
e incluso así

Image Hosted by ImageShack.us

“Mereth” significa “Reunión”, y es una especie de encuentro con actividades lúdicas y culturales, que organizan grupos de frikis como la Sociedad Tolkien Española. Sí, amigas, tal sociedad existe, y tales actividades se realizan a razón de dos al año, más o menos. Y no, amigos, ni Candy-Girl ni Misia salimos en estas fotos (están extraídas de Internet, no de nuestro archivo personal), así que si alguno os habeis identificado no penseis que somos vuestras ex-novias perdidas y largo tiempo añoradas. A seguir buscando.

El caso es que en estas reuniones de superfrikis hay que disfrazarse, y posiblemente grabar un corto. Se te desarrolla el instinto McGiver, porque los camisones de Arwen te valen para por la noche, pero de día también quieres ir de elfa sexy para que tu chico se pase priapístico (o sea, con una erección de tamaño elefantiásico) todo el rodaje del corto del SdlA de los cojones.

Investigas (viva San Guguel), y descubres que:

Este traje es viable:

Image Hosted by ImageShack.us

Éste también:

Image Hosted by ImageShack.us

Y además, muchas otras frikis o “novias de” por todo el mundo han pasado por lo mismo que tú y han dejado sus consejos en Internet para ayudar a las futuras generaciones a no hacer el ridículo en las “mereths”. Han colgado patrones que tu abuela puede seguir muy fácilmente y… ¡¡¡un “tutorial” para hacerte orejas de elfo verdaderas!!!

Image Hosted by ImageShack.us
Necesitas celo, algodón, cartulina, una batidora, un destornillador y este enlace: http://www.atomicagedog.com/index.php?page=229

En el cyberviaje por San Guguel también aprendes a hacerte unas coletas como las de Sailor Moon (te guardas el enlace en “Mis Favoritos”, a lo mejor te puede ser útil con tu próximo friki). Ni qué decir tiene que en la “mereth” triunfas. Y además ayudas a las desfavorecidas/sin-cyberrecursos a que no se carguen el corto por llevar vestidos feos.

Al final, tanta inmersión tolkiana trae consecuencias fatales para vuestra relación. Y es que tú ya estás tan metida en el mundo de la Tierra Media que un día observas un pequeño detalle que lo cambia todo:

Image Hosted by ImageShack.us
“¡José! ¿¡Esos son tus pies!? Te voy a dar ahora mismo el teléfono de la chica que me hace la cera, la llamas YA MISMO a pedir hora…”

¡Dios mío, tu hermano tiene exactamente los mismos pies que Frodo! ¡Tu hermano tiene pies de hobbit! Diooooos, resulta que tú tienes genes hobbits aunque te sientas elfa. Para empezar, volvemos otra vez al sexo entre especies, que si podemos elegir, dejamos para los de CdF. Pero ese no es el mayor problema. Lo serio es que pienses “dios mio, a ver si al final no voy a ser una elfa”, y lo pienses en serio.

Así que… entre unas cosas y otras, el friki y tú os dais cuenta de que vuestro amor es imposible. El friki, concretamente se da cuenta 30 segundos después de que le digas, delante de sus amigos, que no te gusta NADA “El hobbit” por 3 razones:

1- no sale ni una chica; 2- todos los protas son enanos, como tu friki, o hobbits, como tu hermano; y 3- los elfos, que son los tuyos, son malos. Menudo libro de mierda.

Y esto es lo que pasa:

Image Hosted by ImageShack.us
Namarië, friki.

Le dices adiós. En élfico, eso sí. Porque a tu ex-friki del SdlA le recuerdas con cariño, aunque sólo sea al leer noticias como ésta:

Two days from now, the 50-odd cast members of The Lord Of The Rings stage production will don their Hobbit feet, elf ears and Orc armour for the first full-length dress rehearsal of the $27-million epic.

A scant two days after that, the curtain will rise at Toronto’s packed-to-the-rafters Princess of Wales Theatre, and 2,000 paying audience members will be the first in the world to behold the three-hour melding of theatre, music and special effects.

O sea, básicamente, que se acerca la Premier Mundial del Musical “El Señor de los Anillos – Lord of the Rings”, en el Teatro Princess of Wales de Toronto ((más información en http://www.lotr.com)/)

Lees la noticia, sonríes y piensas… “Ay, ex-friki mio, a Toronto no iremos, pero… siempre nos quedará la Tierra Media”.

Misia y Candy Girl.

Anuncios

Una respuesta to “SIEMPRE NOS QUEDARA LA TIERRA MEDIA”

  1. This blog was… how do I say it? Relevant!! Finally I have found something that helped me.
    Thanks a lot!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: