Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

EL DIA D

Si, el viernes fue el día D, el día de la DESPEDIDA DE SOLTERO FRIKI. Es el día en el que fui secuestrado, pero antes de seguir daré más datos:

LA VICTIMA:

Adbar Sabbar Jenkins: Ósea yo, este humilde servidor de ustedes, padre fundador de este nuestro blog, que aspira a ser el amo y señor del mundo y convertirse así en el mayor supervillano de la historia y que sueña todas las noches con sus legiones desfilando por las principales capitales del mundo mientras los lideres mundiales van a campos de exterminio por tolais.

LOS PERPETRADORES:

Petaman: Abyecto ser se sobrevive a base de hierbas medicinales que le mandan de Holanda y que previo proceso de elaboración por su compinche El Hombre Medicina, constituyen su sustento y su alegria.

Hombre Medicina: Individuo amante de la botánica y de la naturaleza. Gran estudioso de las plantas se tira todo el santo día experimentando con algunas especies autóctonas de Jamaica y otros lugares del mundo.

Dr Vitamina R: Depravado sexual a la altura de Kimota especializado en tiernas colegialas y vecinitas. Últimamente se esta quitando de tan sucios vicios pero sigue siendo muy peligroso dejarle a solas con tu prima de 18 años.

Watanix: Ser que se pasa media vida jugando a juegos de guerra en su PC. Conocido por matar gente a ritmo de su canción favorita “War” de Edwin Starr.

El Pintamonas: Autentica mala bestia. Cinturón Marron de Aikido y Azul de Kempo, ahora le ha dado por el boxeo Tailandés. Es como Chuck Norris pero más español. Si te mira mal, echa a correr. Además hace como que dibuja comics y pinta cuadros.

El Negro: Personaje que tiene la honrosa reputación de ser mi hermano. Experto en Taekwondo, Full Contact y doctorado Magna Cum Laude en pelea callejera. Martiriza a todo el vecindario con sus cds de los Chichos, los Chunguitos, Camaron, etc…

Faltaron a la cita: Maciste, Luki, El yeyu, Matajefas, Toti, el Pena y el Gelito. Lo cual marcó la diferencia entre lo que sucedió o haber acabado irremediablemente en comisaría.

LOS HECHOS:

El viernes a eso de las cuatro me llevan a la estación en contra de mi voluntad y me introducen en un autobús con destino a Gijón. Llegamos a las nueve y media de la tarde y a las diez ya estamos cenando y dándole al vino. Después todo se vuelve borroso y no recuerdo nada hasta las doce de la mañana del domingo.
Si, dos días en blanco en los que solo recuerdo frases sueltas como “¡Hay porros!”, “¿De donde salen tantas copas?”, “Me he caído de la cama y no puedo levantarme” o “Ahora enterramos el cadáver y aquí paz y después gloria”.

En fin, estoy destrozado, afónico y creo que me esta subiendo la fiebre. Me voy a la cama.

Saludos frikis.

Anuncios

Ninguna respuesta to “EL DIA D”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: