Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

MELODÍA FRIKI

Un friki que se precie de serlo debe escuchar como mínimo tres tipos de música:

BSO Frikis

Seguro que ya te has corrido de gusto varias veces escuchando las melodias del insuperable Basil Poledouris (Conan, Robocop) o del gran John William y su marcha imperial.

Son perfectas para regalar en cumpleaños y reyes, y para sacarlas en temas de conversación dándotelas de enteradillo musicalmente hablando. Dan cierto caché al friki y son culturalmente aceptables por la sociedad.

Grupos frikis

Este tipo de música es algo más sectaria y puede provocar ciertas miradas de recelo por el resto de la sociedad.

Depende de la clase de friki que seas te gustarán unos grupos u otros. Esos señores de marketing tan listos los sacan como churros para frikis como tú.

Que te mola el manga y machacártela con hentai, pues ahí tienes a cientos de niñas japonesitas cantando jpop con esos trajecitos de colegialas o trapitos similares. ¿Te va la fantasía épica, vestirte de hobbit y te sientes perdido sin tu dados 1d20?, pues tienes pa elegir: Blind Guardian, El Mago de Oz, Manowar… Que lo que te la pone dura es vestirte de vampiro por las noches e ir a ponerte hasta el culo de alcohol para celebrar tu recién adquirida alma torturada, pues entonces tus grupos son por ejemplo Sister of Mercy o Christian Death.

Canciones frikis

Bueno, entramos en terreno delicado, este tipo de música provoca las situaciones más bochornosas en la vida del friki. Estamos hablando de las canciones frikis.

Estas canciones han marcado a generaciones enteras de frikis. Por ejemplo, la generación de finales de los setenta o principio de los ochenta no puede, bajo ninguna circunstancia, evitar corear ciertas canciones cuando las oye: Oliver y Benji, Caballeros del Zodiaco, La Bola de Cristal…

Este tipo de canciones son cantadas y coreadas a la menor oportunidad, no solo en karaokes, podéis probar a tararearla sutilmente junto a algún compañero (friki o no friki) de vuestra misma generación… como mínimo durante todo ese día no podrá parar de tararearla o silvarla, solo la muerte podrá sacársela de la cabeza.

Adbar, El Hombre Medicina y yo mismo fuimos víctimas de este síndrome no hace mucho. Una noche cualquiera, una discoteca cualquiera… y de repente, sin previo aviso, empieza a sonar Dragones y Mazmorras. No se que se habría metido el pinchadiscos ese día o si se olvido de las lentillas y cogió el cd que no era, pero lo que ocurrió a continuación no lo olvidaremos fácilmente. Docenas de personas, entre ellos nosotros, gritando la letra a todo pulmón, escenificando la letra, bailando la diabólica melodía de forma espasmódica al ritmo que nos dictaba nuestro manager, el señor Johnny Walker.

Tener cuidado, esto mismo os puede pasar a vosotros el día menos pensado, rezar para que no haya nadie que lleve encima un puto móvil con cámara de video incorporada…

Anuncios

Ninguna respuesta to “MELODÍA FRIKI”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: