Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Dossier: Detrás de "El equipo A".


“En 1972 cuatro de los mejores hombres del ejercito Norteamericano que formaban un comando, fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión en la que se encontraban recluidos. Hoy, todavía buscados por el gobierno, sobreviven como soldados de fortuna, si tiene usted algún problema y si los encuentra, quizá pueda contratarlos”

Después de éxitos como “El gran heroe americano”, el productor de televisión Stephen J. Cannel (al que recordareis por ser el tipo con pipa que tira un papel al suelo en el logo del final de estas series) era el tipo con más poder de la televisión. Dándose cuenta del éxito que tenía la temática militar en la era de reagan, con pelis como “Rambo II”, decidió crear una serie dirigida a un público juvenil que reflejara ese amor por las armas.


El “crimen que no cometieron” fue el de atracar el banco de Hanoi para acabar antes con la guerra. Desafortunadamente al volver a la base, ésta había sido asaltada y todos sus superiores estaban muertos, por lo que no quedaba nadie para explicar que habían atracado un banco bajo órdenes. Una tontería impagable.

La idea fue creada con dos actores ya en mente: Mr. T, ex-gorila de discoteca y antiguo guardaespaldas de, entre otros, Muhammad Ali y Michael Jackson, muy popular a raíz de su personaje en “Rocky III” y James Coburn para hacer de “Annibal” Smith. Coburn no aceptó y Cannel pasó al siguiente de la lista: George Peppard.

Peppard estuvo una vez a punto de ser una estrella de cine de la talla de Newman o Brando. Salido del Actor’s Studio, su talento, porte y buena planta le permitieron aparecer como protagonista en varias películas hasta lograr su mayor éxito con la película “Desayuno con diamantes”. Desafortunadamente era también un actor difícil, con tendencia a pelearse con todo el mundo, y todos esos problemas se iban acentuando a medida que caía en el alcoholismo. Acabó recalando en el mundillo de la televisión (en esa época, pasar de las grandes producciones a la tele era el peor de los fracasos) y hasta estuvo a punto de hacerse con el papel principal de la serie “Dinastía”, de la que le echaron antes de empezar a rodar por pelearse con los productores. Cannell era un fan e insistió en contratarle.


Según Mr. T, sus características cadenas simbolizan las que llevaban sus antepasados en la esclavitud.

Los miembros que faltaban se decidieron por cásting. Un desconocido actor llamado Dwight Schultz obtuvo el papel de Murdock, y casi se cargan al personaje tras el episodio piloto al pensar los productores que sobreactuaba cosa mala, pero se salvó cuando vieron que el público le adoraba. Dirk Benedict sustituyó al actor que se había decidido inicialmente al decidir la productora que ese Fénix inicial parecía demasiado joven para haber estado en Vietnam y consiguió fácilmente el papel de Templeton (Fénix) Peck al ser todavía popular Starbucks, el personaje que interpretó en “Galáctica”.

Dwight Schultz cuenta que lo primero que hizo al llegar al estudio para rodar el primer episodio fue encontrarse con Peppard en el camerino. Peppard le soltó tranquilamente “Hola, soy George Peppard. Y no soy una buena persona”. No mentía. Peppard discutía con todos. Notablemente machista y, según se insinúa, racista, sus mayores conflictos los tuvo con M.A. Sus problemas con Mr. T (Nombre legal del actor, por cierto, que se cambió para que la gente tuviera que llamarle “señor” de todas todas) fueron cada vez a más durante las cinco temporadas que duró la serie, especialmente cuando Peppard veía que M.A. era con diferencia el personaje más popular, a pesar de ser un pésimo actor. Y mucho más cuando se enteró que Mr. T. cobraba más que él.


La G-15 GMC de M.A. es todo un hito cultural.

Llegó un momento en el que Peppard ni siquiera se molestaba en hablar directametne a T. Para pasarle mensajes usaba a Benedict, el único miembro de todo el estudio con el que llevaba una relación más o menos amistosa (Benedict, si no tanto como Peppard, también es un tipo chapado a la antigua) y en un momento de la cuarta temporada se supone que incluso llegaron a las manos.

A todo esto la serie se convirtió en increíblemente popular: emitiéndose casi todos los capítulos en EEUU a las ocho de la tarde del viernes, el programa atrajo a las audiencias de forma increíble, prácticamente sacando ella sola a la NBC del sempiterno tercer puesto. A pesar de repetir semana tras semana la misma fórmula y el horario “para todos los públicos”, el dineral gastado en escenas de acción y el carisma de los protagonistas la conviertieron en un icono y un fenómeno de masas.


La Marvel incluso lanzó una serie de cómic con el Equipo A. Daría el riñón derecho de Neithan por obtenerla.

Peor suerte la tuvieron las chicas del equipo. Durante la primera y segunda temporada la ex-modelo metida a actriz Melinda Culea interpretó a Amy, una reportera que decidía seguir al Equipo A allí donde estuvieran. Culea estaba decidida a luchar para darle más peso a su personaje, pero Peppard seguía empeñado en que la serie tenía que ser enterametne masculina, algo con lo que Benedict coincidía. La echaron súbitamente al empezar la tercera temporada y hubo un intento de sustitución con un personaje idéntico, la reportera Tawnia, interpretado Marla Heasley. Según cuenta Heasley, Peppard la encaró nada más llegar al plató y le dijo de buenas a primeras “Tengo que decirte ésto: los chicos y yo no te queremos aquí. No es nada personal, pero esta es una série sólo de tíos.” No duró más que unos capítulos.

Al llegar la cuarta temporada la fórmula evidentemente había agotado su gracia. Se decidió intentar salvar la exitosa serie y el provechoso merchandising que conllevaba tomando la errónea decisión de hacerla más realista, olvidando que había empezado precisamente como una parodia de las pelis de acción. Eso sí, como seguía estando a las ocho, nadie murió nunca ante cámara (con la excepción del Coamndante Bullfrog, al que ayudaron a rescatar a su hija de Vietnam y fue disparado por la espalda por un guardia Charlie.) Se incluyó a Diego, un encargado de efectos especiales, al que la audiencia detestaba y en la quinta hasta se les concedió un perdón presidencial y se puso a trabajar al equipo bajo las órdenes de Stockwell, destruyendo toda la base de la historia.


Diego, interpretado por Eddie Velez, se introdujo para meter “sex appeal” juvenil en el equipo. Pero, ¿hay alguien que no le odie a muerte?

A mitad de la quinta sesión “El Equipo A” fue finalmente cancelada. George Peppard murió en 1994 de neumonía (el tabaco finalmente pudo con él). Mr. T siguió su carrrera de Entertainer, especialmenrte en la WWF, donde incluso fue compañero de Hulk Hogan durante un “Wrestlemania” (las malas lenguas aseguran que, además, aprendió español y ahora escribe en un blog de adoradores de cierto dibujante y en otro de frikis mugrientos. Cosas raras que dice la gente), Benedict ha casi desaparecido del mapa, mientras que Schultz tuvo un personaje recurrente en Star Trek y hoy en día es un respetado actor de voz para videojuegos o animación.

Y ahora os dejo con la genialidad del single que sacó Mr. T de su álbum de rap. Pero antes dejadme decirlo:

“Me encanta que los planes salgan bien”

Anuncios

Ninguna respuesta to “Dossier: Detrás de "El equipo A".”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: