Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

NO NOS ENGAÑEMOS…

Hace algunos días uno de nuestros psicópatas favoritos, Adbar, escribió una especie de postulado sobre lo que es un friki y lo que no (un montón de gilichorradas lacrimógenas sobre lo bonito que es ser friki).

Estaba pensando en como exponer mi opinión al respecto, cuando me di cuenta de que otro perro ya había demostrado empíricamente lo que yo quería mostrar. Pinchar AQUÍ y veréis a que me refiero.

¿Ya lo habéis visto?, pues bien, esos también son frikis, frikis que han llegado al nivel de freaks, pero frikis al fin y al cabo. No podemos negar nuestro lado oscuro, siendo frikis podemos caer fácilmente en el freakismo o en el gafapastismo, y tenemos que ser conscientes de ello, si negamos este hecho estaremos un paso más cerca de caer en alguna de esas dos terribles plagas.

Y no nos engañemos, no somos los únicos que padecemos estos males, cualquier otro aficionado a otras formas de ocio, por ejemplo los deportes, también sufren el freakismo o el gafapastismo. Un gran ejemplo es el futbol, está el simple aficionado que solo habla de futbol de vez en cuando y queda con sus amigos para ver partidos importantes.

Pero también está el freak, el tío que tiene su casa llena de trastos inútiles sobre su equipo, que hace socio de su club a su hijo en cuanto nace, y le pone una bufanda de su equipo nada más asomar la cabeza por entre los muslos de su madre. Este especimen llorará a moco tendido si se marcha su delantero favorito, para después pasar a odiarlo a muerte si juega para el equipo contrario.

Y por último, por supuesto, también está el gafapasta, tertulianos que son capaces de debatir durante horas o escribir cientos de páginas sobre el grado de inclinación de la pierna derecha de Ronaldiño al marcar un gol (ahí está Mr Valdano), estos individuos alegan alegremente cuestiones filosóficas, espirituales o científicas para justificar sus opiniones sobre ese complejo juego en el que un montón de tíos en pantalones cortos corren detrás de un balón.

La única diferencia es que a nosotros nos denominan frikis por que nos gusta la mal llamada (a veces) subcultura: ciertos géneros de cine y literatura, cómics, rol…, pero en cualquier otro tipo de aficción también se puede caer en el freakismo o en el gapastismo… andar con cuidado, cualquier día podéis miraros al espejo y ver esto:

Image Hosted by ImageShack.us

Anuncios

Ninguna respuesta to “NO NOS ENGAÑEMOS…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: