Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

La infancia de los posteadores de cdf: KIMOTA.

En 1802, un alpinista alemán llamado Andreas Von Daporkulen, que había perdido las piernas y el brazo derecho en un desgraciado accidente en una fabrica de caramelos de Desden, intentó subir a la cima del Himalaya con la única ayuda de su brazo izquierdo y sus dientes. Lamentablemente no lo consiguió. Cuando le quedaban ciento cincuenta metros para llegar a la cima, se acordó que había dejado la luz de su cuarto encendida y ya solo podía pensar en la factura de la compañía eléctrica. Pero el hecho verdaderamente importante es, que durante el descenso, Andreas descubrió unos antiguos pergaminos escondidos debajo de una cagarruta de cabra congelada. Dichos pergaminos contaban la leyenda de un hombre que le dio un nuevo sentido a la frase “si no entra hasta el fondo, no noto nada”, la leyenda de un hombre que inventó el “fist fucking”, la leyenda de un degenerado. Señores, esta es la leyenda de KIMOTA:

A principios del siglo XIV en algún lugar de los Carpatos, nació un niño que estaba destinado a ser un monstruo ya desde su nacimiento.
Desde muy pequeño sus padres empezaron a notar cosas raras en el joven Kimota ya que se pasaba las horas muertas dibujando lo que su padre denominaba como “jóvenes efebos jugando a la saltacabrilla”. Cuando Kimota fue creciendo y su dibujo se fue haciendo mas depurado, sus padres comprendieron el error en el que habían estado todos esos años.
Una noche, la desgracia se cebó con el pueblecito de Kimota, ya que un grupo de vampiros, bestias del averno sedientas de sangre, cayo sobre su población para darse un festín. Uno de los vampiros entro por la ventana de la habitación de Kimota con los ojos inyectados en sangre, pero en lugar de un niño de seis años asustado, se encontró con un niño de seis años que le miraba fijamente con una sonrisa en la boca al tiempo que le decía “la sangre no… me vas a chupar la polla”. Huelga decir que el Vampiro no se pudo sentar nunca mas desde aquel día.
Los niños de su edad no querían jugar con él ya que solo quería jugar, al “teto”, al “hoyo” o a “churro mediamanga mangotero”.
En aquella época Kimota comprendió lo generoso de su alma, ya que le gustaba igualmente dar que recibir. También fue por entonces cuando empezó a leer sobre su compatriota Vlad el Empalador y decidió que el tenia que dedicarse a lo mismo, aunque no le debió quedar muy claro que Vlad empalaba a la gente con estacas de madera.
A los siete años, Kimota ya violaba diecisiete doncellas, catorce mozos y dos vacas lecheras al mes.
A los ocho años organizaba terribles orgías en las que participaban hombres, mujeres, cabras, perros, gatos, melones, sandias y algún que otro cactus.
Eso si, a medida que crecía, se volvía mas protector con los niños mas pequeños que él, los llevaba a su casa a todas horas para que jugaran con él y se lo pasaran de maravilla. (nota del traductor: muchos años después, Kimota seguirá teniendo la misma afición, que además compartirá con su amigo Michael Jackson).
A los nueve años, y buscando siempre nuevas experiencias que calmaran sus ansias de experimentar, invento el “anal-intruder” (nota del traductor: un rudimentario artefacto que siglos mas tarde y ya totalmente automatizado, seria la base del imperio economico de Kimota, necesario para poder pagar todos sus caprichos sexuales).
Aquel “anal-intruder” estaba hecho con un melón clavado en el palo de una escoba y cubierto todo por una tripa de cabra.
A parte del “anal-intruder”, Kimota escribió el Kama-sutra en uno de sus múltiples viajes por el mundo, invento varias torturas e inventó la primera guardería, donde los padres podían dejar seguros a sus hijos mientras se iban a trabajar el campo.
Von Daporkulen dedico el resto de su vida (semana y media ya que le atropello un carrito de supermercado que un niño empujaba frenéticamente por el pasillo de congelados matándolo en el acto) a comprobar si Kimota realmente exisitió. Y encontro una prueba irrefutable de que Kimota ha existido y probablemente existe.

Este es el templo de Kajuharo en la India:

Image Hosted by ImageShack.us

El templo tiene unos relives realmente interesantes:

Image Hosted by ImageShack.us

Y aquí se demuestra que Kimota estubo en este templo y probablemente lo fundó:

Image Hosted by ImageShack.us

Ah, que no pensais que sea prueba suficiente… bueno, pues mirad esto:

Image Hosted by ImageShack.us

Ahora si, ¿eh? Ya lo sabia yo.

Saludos Frikis.

Anuncios

Ninguna respuesta to “La infancia de los posteadores de cdf: KIMOTA.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: