Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

La infancia de los Posteadores de CdF: Neithan

Neithan: picapleitos, abogado, sanguijuela, chupatintas… diablo.

Esos son algunos de los calificativos que le han puesto a nuestro querido asesor legal desde que, finalmente, se unió a esta organización. Pero todo final, tiene un comienzo, y a mi me toca hablar de ese comienzo, de la infancia, del actual Neithan…

“¿Actual Neithan?”. Si, como leéis. No esta comprobado aún, pero creo que Neithan no es un hombre, sino una entidad “justiciera” casi tan antigua como Kimota. Seria extraño no creer que Neithan no es quien codifico las primeras leyes o quien quemo brujas en nombre de Diso.

Quizás, para mí, el caso más claro de esa entidad llamada Neithan, se encuentra en el libro sagrado… No, Watchmen, no, la Biblia. Os acordáis de esto:

¿A quien queréis salvar?
¡A Barrabas, a Barrabas!

Detrás de este juicio popular se encontraba esa entidad, y las monedas de oro que fue repartiendo por todo el pueblo… como después le dijo a Barrabas…

Esto taba´ ganao.

Pero utilicemos los que conserva debajo del colchón de agua de su lado de la Frikimansión, para desvelar algo de su pasado.

Corría el año 1900 cuando nació un pequeño en un pueblo perdido de España. Hasta los 12 años su vida anduvo entre el campo, las cabras, los burros, y liarse a pedradas con los del pueblo vecino.

Pero, un día, llego un extraño, un viejo de ropas extranjeras que se instalo en el pueblo. Como los niños le tienen miedo a lo desconocido, el joven y sus amigos decidieron apedrearle la casa al nuevo habitante… hasta que este engancho a uno de ellos.

Ese era nuestro ¿héroe?. El viejuno, contrario a lo que pueda parecer, no le obligo a ponerle gotéele del grande en todo el salón para cuando le picara la espalda poder arrascarse, o pagar los desperfectos ocasionados en los muros pintados de cal del exterior, sino que como castigo, le enseño a leer, escribir, hacer sumas y restas para que no lo timasen en la tienda… todo un cabron.


El único retrato que conserva de su mentor…

Así pasaron tres o cuatro años (ni él mismo lo recuerda) hasta que el viejo, en una de sus muchas escapadas al “monte del consuelo” – llamado así porque detrás se encontraba el único puticlub en 20 kilómetros a la redonda – pilló la gonorrea. Si, era culto, inteligente, y de refinados modales, pero también era viejo, y ya se sabe, o son verdes o puteros.

La enfermedad avanzó rápido (así de jodias son), y el viejo en un último deseo llamo al joven. Este fue a su casa. Era lógico, no ya por la amistad que tenían, sino por una cosa que siempre le había dicho su padre (que estaba hasta los huevos de él):

Niño, te voy a dar un consejo. Si alguien, aunque sea un desconocido, te dice que te vayas con él que tiene algo que enseñarte… ve con él, sólo por si acaso, para ver que es.

Y como si estuviese falto de azúcar, como si hubiese recorrido 20 kilómetros corriendo delante de la guardia civil después de robar chumbos en la finca de al lado, el muchacho comenzó en aquella casa a encontrarse mal, a ver pequeñas luces blancas en sus ojos, sin poder moverse, mientras el viejo le daba la mano, y lo examinaba entre la lascivia y el hijoputismo.

Cuando despertó, el viejo muerto. Pero él, se encontraba raro, se notaba diferente. Poseía conocimientos más allá de las estupidas sumas y restas que ese cabrón le había hecho aprender. Pero lo que más le asombraba es que tenía algo que nunca antes había tenido…. Un sentido de la justicia que escapaba a todo lo enseñado por su padre que consistía en “si te tocan los cojones, los escalabras de una pedrada”)

Su pueblo era pequeño para él, así que cogió el petate y se fue a recorrer mundo…

Aquí se interrumpía el diario de Neithan…. Hasta 1944…

Según parece nuestro Neithan, siempre apoyado en la justicia, jugo a tres bandas. Por un lado hacia de asesor legal para el bigotudo dictador europeo. Pero también, ayudaba a los americanos en tareas de espionaje, y por supuesto, a los japoneses…. La puja inicial comenzó por 500.000 dólares americanos. Al final, ganaron los yankis, Neithan escapo al país de las oportunidades… el resto ya se sabe, Hitler voló como nunca había volado un humano, y a Japón le cayó un “Pequeño Niño” encima….

A partir de aquí, nuestro Neithan trabajo para la famosa comisión de “La caza de brujas” americana, hizo de abogado de Jack Ruby, aconsejo a Nixon dimitir, pero posiblemente, los dos casos más sonados en los que nuestro Neithan trabajado y que, evidentemente, ha ganado, han sido el de O. J. Simpson, y los de Kimo… Michael Jackson.


Gracias, Mr. Neithan

Adbar lo reclutaría después de verlo en un concurso de disfraces y series de los 80, conocedor de su fama… y es que un loco megalómano genocida como nuestro Abdar, necesita un buen abogado…

Anuncios

Ninguna respuesta to “La infancia de los Posteadores de CdF: Neithan”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: