Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Cosas de mucho miedo…

La vida de un friki no es un camino de rosas…
Sí, hay cosas buenas, como los cupones-descuento en algunos cómics para productos antiacné,
el entender todas las referencias que se hacen en las pelis (y en series, sobre todo tipo Padre de Familia) a la cultura usaca, y el creerte que eres guay por leerlos, como reza la publicidad de Panini.

Pero también tiene momentos tenebrosos. Oscuros. Aterradores.
Aprovechando la cercanía de Jálogüin vamos a enumerar algunos de ellos… (y de paso reivindico PESADILLA ANTES DE NAVIDAD como la mejor peli de Jálogüin y/o Navidad jamás rodada… incluso por delante (quizás) de Los Fantasmas atacan al jefe.

Un claro momento aterrador: FIN DE AÑO.
Mientras los meros mortales felicitan y besan a sus seres queridos y brindan con champán, cava, Heineken o Coca Cola tras soltarle una rima al bueno de Ramonchu (Feliz 2007… ¡¡por el culo te la meten!!), el friki permanece nervioso, acuclillado en la esquina más oscura de la casa… una sensación ominosa recorre la espina dorsal de todo friki que se precie cuando ve a Ramonchu con su capa. Porque Ramonchu + Capa = Año nuevo. Y Año Nuevo = SUBIDA DE PRECIO POR COJONES.
Dá igual qué series sigas, sean usacas, mangacas, eroticofestivas o gafapastosas, tu serie subirá de precio por culpa del puto Ramonchu y su capa, que es como la capa de Drácula, anunciándote que te va a chupar (¡aún más!) la sangre. Ese cabrón al menos podría dejárnoslo claro, como Fernando Alonso, y ponerse patrocinadores en la capa. Sí, que pusiera PANINI o PLANETA o NORMA en la capa no iba a ayudar a digerir el mal trago, pero nos lo dejaría más claro aún el asunto y así podríais comentárselo a la abuela sorda, que suele ser la única que sigue haciéndoos caso en las cenas familiares.

Otro momento que da miedo que te cagas:
EL VERANO.

El verano es un caos para el friki. Es EL HORROR.
Por varios motivos:
1º, con lo bien que resisten los tebeos siendo leídos en el metro, en el bus, en el curro, en clase, y lo malamente que aguantan los cabrones el agua de la piscina y la arena de la playa… los cómics arrugaítos como garbanzos se cuentan por miles en la época estival.
2º, viajar suele llevarte a sitios dejados de la mano de Hitch donde es IMPOSIBLE conseguir la ración semanal de droga comiquera, y eso produce histerismo, malalechismo y otros peligrosos ismos en los frikis de vacaciones. Joder, se supone que estás en vacaciones para disfrutar, ¿no? ¿Y qué coño es disfrutar? ¿No pillar ni con las guiris más mochas y bigotudas, no tener nuestra dosis facultativamente prescrita de tebeos y pasar más calor que dándose de hostias con la Antorcha Humana?
Luego llegas a casa, vas a la librería de toa la vida, y te tiras 3 meses para poder rellenar todos los huecos que te han dejado en las colecciones…
3º, aunque no os comáis una rosca, os gastáis igualmente un pastón en copas, discotecas, lociones after-sun y (no lo olvidemos) la matrícula y el pago del primer mes de gimnasio que toooodos los años apoquináis (en Mayo) y nunca usáis. Dispendios que merman vuestra capacidad adquisitoria, con la consiguiente molestia de falta de efectivo para cubrir las necesidades más perentorias de un friki.
4º, si ya sois mayorcitos y os váis por vuestra cuenta en verano, recordad AVISAR A VUESTRA VIEJA que como toque vuestra colección de cómics para regalarlos/tirarlos/ordenarlos (=perder la mitad)/limpiarlos (=joder la mitad) o algo similar en cuanto cumpla los 65 pasará a ser una pieza más en el complicado ajedred de “Prados Soleados”

El momento más acojonante: LOS SALONES
La cercanía de un salón importante se nota en el friki.
Observad a vuestro alrededor (porque en casa, lo sabemos, no tenéis espejos) cómo, el mes que cae un salón en condiciones, el friki las pasa putas… pero putas putas putas…
Fijaos en su piel cuasitransparente, en su extrema delgadez (esto, en algunos, supone bajar de 110 a 102 kilos), en su aspecto alicaído, en las bolsas bajo los ojos y en cómo arrastran los pies. Es consecuencia directa de la dieta que siguen… Para un friki un mes con salón es como para la prensa del corazón la boda de 3 famosos a la vez, el mismo día: no dan a basto. Pero mientras los cutreperiodistas estos (parecen) estar forrados, el friki nunca llega a fin de mes. REPITO: UN FRIKI DE VERDAD NUNCA LLEGA A FIN DE MES CON DINERO EN EL BOLSILLO, es un contrasentido hacerlo. Un friki que no se gasta lo que le sobra en frikadas, ni es friki ni es ná.
Así que imaginad cuando la cercanía del puto salón hace que se tripliquen las novedades interesantes, se editen recopilatorios en tapa dura, se saquen especiales, tomos, y mariconadas similares… el friki enloquece, y deja de fumar, de comer, de coger el bus y de salir de marcha
para poder sufragarse el gasto tremendo.
Así, comiendo como Kung Fu a base de arroz, andando como Kung Fu a tós laos pa ahorrar el ticket, lavándose como Kung Fu sólo 1 vez cada mucho para ser solidario con la sequía y ahorrar agua, uno acaba teniendo el puto aspecto cutre-pordiosero de Kung Fu, solo que molando menos que el dedo gordo del pie derecho de Kung Fu.

Ahora, si de verdad quieres acojonar, pero acojonar de verdad a un friki, sólo tienes que susurrarle al oído ésta noticia (dándosela como en primicia): pssst… psssssttt… oye… ¿sabes lo último? George Lucas va a hacer la tercera trilogía, la secuela a la original, y el episodio séptimo se llamará “La venganza de Jar Jar”.
Se le pondrán los pelos del culo como escarpias… llorará más que si le dices que Scott Kolins va a sustituir a los Dodson en todas las series que dejen…

Anuncios

Ninguna respuesta to “Cosas de mucho miedo…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: