Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Robohostias espaciales

En CdF muy de vez en cuando hacemos reportajes de investigación que ni Mercedes Milá en “Diario de…”. Y los hacemos básicamente por dos razones:

1.- Porque así parecemos un blog algo serio.
2.- Porque nos sale de los cojones.

Así que hoy, porque me sale de las gónadas, nos ponemos “serios”, y toca reportaje de investigación.

Ciencia Ficción. Una de las cosas que más se la ponen morcillona a los frikis de pro. Viajes en el tiempo, entes de otro planetas, armas lasers, naves espaciales, guerras interestelares, etc. La ciencia ficción mola.

En los 80, la ciencia ficción posiblemente vivió una de sus momentos más imaginativos, tanto en cine como en otros formatos. Eso incluye el formato comic. Y hablando de comic, hagamos la siguiente suma:

Espacio + Extraterrestres desconocidos que amenazan con cepillarse al universo conocido + Mechas + Mechas muy grandes + batallas del cagarse = éxito seguro.

…. O eso se supone. En el 87 la extinta First Comics, más conocida por publicar en su momento Elric ó Nexus, saco al mercado una serie de ciencia ficción que se intentaba alejar, como sus otras colecciones, de los tipos de mallas marcapaquete que tan de moda estaban… Así vio la luz Dynamo Joe.

La acción se desarrolla en el muchifuturo, la tierra ahora se llama Terra, hemos colonizado el sistema, y hemos establecido contacto con dos razas, los gatunos Tavitanos y El llamado “Imperio” una raza de supersoldados al mando del inquietante Magna Khan. Hace unos años, El enemigo, un ente desconocido y extragalactico, apareció y comenzó a marcar una obsesiva línea recta en la cual devoraba todo lo que estuviese a su paso. Como no, Terra esta en medio, y Londree, capital Tavitana, también. Después de muchas tollinas, y de una fuerte alianza entre Tavitanos y Terraqueos – con un poco de ayuda Imperium -, se ha resistido al enemigo en el planeta gaseoso Fergusson. Hace poco se han dado a conocer las unidades Dynamo, robots antropomorfos de 25 metros, 120 toneladas, y mucho armamento…

A priori, interesante. Historia sencilla en donde priman las tollinas como ruedas de molino. Y en parte así es. Tollinas interestelares por doquier, pero en donde además se establece la relación de amistad entre los protagonistas y el batallón que comandan. ¿Cómo que no he hablado de los protagonistas?…

Elaian Daro (Imperium).- Estirado, recto, perfecto, cumplidor del deber, y héroe del Imperium, goza del interés de Magna Khan. Es algo así como Cíclope, pero no tan capullo. Además es piloto- artillero de Dynamo Joe, el dynamo que comparte junto a…

Pomru Purrwakkawakka (Tavitano).- Cachondo como el sólo, vendría a ser el mecánico de la nave (o navegante – técnico). Se pasa el 90% del tiempo tuneandola para mejorar sus capacidades, con resultados a veces inesperados. Resulta curioso como encuentra todo esto de la guerra…. Divertido.

Y su batallón, un grupo de valientes novatos sin miedo a nada que… que… bueno, mejor lo veis vosotros….


Esto lo pilla JotaCe, y se hace de oro…

Los extraterrestres, como es de rigor, no se tiene ninguno información sobre ellos, no sé puede entablar conversación con ellos, no tienen forma definida (sino que adoptan la forma que más les place a partir de los miedos de los tripulantes), y para que no nos resulte extraño, viajan en enormes colmenas…. ¡Ah! Y son de diferentes tonalidades de verde, que sino, no se sabe que son extraterrestres….

Pero los verdaderos protagonistas son los robots…. Robot Grandes…..


Hasta en el futuro hay atasco en la M-30…

Muy grandes…..


Complejo de inferioridad…

Y molones…..

Que lanzan rayos hasta por el culo…

Lo digo, que donde haya un robot, hay alegría…..

El guión no es muy complicado pero uno se pasa un buen rato viendo llover hostias a diestro y siniestro por parte de los dos bandos. Lo malo es el dibujo. Un conejo con un lápiz atado a las patas y en las últimas por culpa de la mixomatosis, no lo haría peor.
Doug Rice es el interfecto que se encarga de la mayoría de los números (por ahí también aparecen un tal Ben Dunn, que tampoco es que se parte el espinazo). Vamos, que el dibujo es pa mear y no echar gota. Y curiosamente, Rice, también se encarga del guión en muchos de los números, que para eso la historia es suya… un “Juan palomo” como mandan los cánones

La serie, que se alargo durante 16 números, el último un especial, duró justamente la vida de First Comics, como si se lo oliera, un poco antes de 1991, finalizo. Es triste que First comics, una compañía con grandes talentos como Steve Rude, Mike Baron o Jim Starlin, despareciera del panorama… repartiendo las migajas el resto de compañías (curiosamente Dark House, se llevo bastante).

En España, la serie comenzó a publicarse en 1988, por parte de Tebeos S. A – no preguntéis -, y digo yo que gozaría de éxito, porque después la publicaron en 4 tomos recopilatorios, a un precio asequible (385 de las antiguas pesetas).

Adquirirlo actualmente es toda un logro sólo disponible en Ebay, en un estado no muy allá, y por números (nada de los tomos, que sino no se gana dinero).

Y aquí se acaba la investigación, así que os la pique un pollo y… ¡Hasta la semana que viene, frikis!

Anuncios

Ninguna respuesta to “Robohostias espaciales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: