Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

LO QUE SE PERDIERON ESOS PENDEJOS: KIMOTA EXTREMO

Pues sí: yo también envié modestamente un correo a os de ADLO para sustituir a Calduch. Evidentemente, me aceptaron y me pidieron que me uniese a ellos inmediatamente. Pero al final decliné la oferta. Una vez fui uno de los legendarios Newadlaters, y pasarme ahora a los adlateres normales me sabría a poco. Pero aquí está lo que les escribí.

Buenas noches, señores de ADLO!. Me llamo Kimota y quizá me recuerden de comments de su blog, como el comment #33671, el comment #24415 o el, en su momento polémico, comment #32744.

Mi experienci en el mundo del blogueo consiste en participar en un blog de tres al cuarto, cuyo nombre no voy a mencionar, de la vergüenza ajena que me da. No mis posts, claro, que son la leche de Bartolo, sinó los de los paletos de mis compañeros de blog, que están muy por debajo de mi nivel.

También soy un gran admirador de ese incomprendido maestro que es Rob!. Pero puedo hablar de muchas más cosas. Este es el artículo que adjunto. Ya me dirán algo.

JUSTÍCIA EXTREMA: SI MOLARA UN POCO MÁS SE TE LICUARÍAN LOS OJOS.

Corrían los años noventa, y la Liga de la Justícia se había estancado tras una etapa donde un sintalento como Giffen se dedicaba a hacer chistecillos con nuestros héroes favoritos. Afortunadamente, Rob!, en su eterna sabiduría, había decidido fundar Image y estaba arrasando con las ventas de sus obras maestras. En DC, que no son tontos del todo, decidieron darke un tratamiento Liefeldiano a varios miembros de la Liga. El resultado fue, “Extreme Justice”, una serie que ha pasado a la leyenda como la mejor serie de DC jamás realizada.

El equipo artístico inicial de la serie eran Dan Vado (no, ni puta idea) a los guiones, y Marc Campos (ni papa de quien es. Sí, ya sé que podría mirarlo en la wikipedia, pero sólo los empollones miran cosas en la wikipedia. Y yo no soy un empollón, yo soy EXTREMO) a los lápices. Pero eso no importa, puesto que el verdadero autor era el espíritu de ROB!. Mirad como le brilla el ojo al Capitán Atom.


El guión no tiene demasiado sentido, para los poco habituados a la “ultracompressed narrative”. Los extremeligueros empiezan metiéndose de tollinas con unos soldados, se buscan una base secreta en una montaña hueca o algo, y se esperan a que les aparezcan delante de su nueva casa los supervillanos dispuestos a romperles el occipucio. Lo que pasa al principio de cada episodio. Eso se llama economía narrativa. Los lectores geniales! queremos leer a heroes metiendo hostias, no necesitamos malgastar cincuenta páginas explicando el porqué de las hostias.

Por supuesto, al igual que con la obra de Rob!, lo que realmente importa es que el dibujo hable por si mismo. Y en “Justícia extrema” no tenemos a los héroes sentados en una butaca y sorbiendo té, sinó que en todo momento se mueven de forma EXTREMA!, aunque estén en medio de una conversación normal y corriente. Es prácticamente como ver danza interpretativa, pero con hostias y explosiones. Y culos. Muchos, muchos culos.

Porque, en “Justícia extrema” los uniformes son ajustados, los pechos son grandes, el pelo de Máxima es literalmente mayor que el resto de su cuerpo, y Blue Beetle y Booster Gold son unos culturistas hiperbólicos, no los mediolilas que dibujaba el Maguire. Es decir, sin duda una de las grandes obras maestras del siglo XX.

Recomendada, 10 sobre 10.

Anuncios

Ninguna respuesta to “LO QUE SE PERDIERON ESOS PENDEJOS: KIMOTA EXTREMO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: