Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Campbillsmo, nada que ver con Cambrils

Creo que ya ha llegado el momento.

El momento de ponerse serio y decir la verdad acerca de todo lo que está pasando.

Sí, en un mundo donde los sucesos acontecidos y narrados, muestran la cantidad de violencia necesaria que podemos observar ( si alguien encuentra el sentido a esto que me lo diga…), es cada vez más necesario una religión en la cual nos sintamos fuertes y unidos.

No me refiero a la cienciología, que es pa modernitos, ni a los adoradores de “Micaé y CahloJesú”, sino a la auténtica y única religión, “EL CAMPBILLSMO”.

Sí, el Campbillsmo es una religión que me ha salvado en todo momento, me ha guiado por el buen camino, nada de porno entre gayers ni peliculas japonesas, sino cine duro, del porno y del otro, y del bueno, del porno y del otro.

El Campbillsmo tiene dos libros para asesorar a los CAMPBILLISTAS en sus andanzas cotidianas, uno es el “If Chins Could Kill, Confessions of a B movie Actor” (que sería el Viejo Testamento) y “Make Love! The Bruce Campbell’s way”, libros que ha escrito nuestro ídolo a seguir, no como el otro de las pelanas que vivía con la madre hasta los 30 y estaba to el día en la calle con los colegas, y encima le escribían los libros.


Para referirse a nuestro amado líder (no Adbar, tu no) hay dos formas: BRUCE! o BC!, aunque con estas palabras nunca podremos apreciar la gran sabiduría que posee nuestro amado líder (que no Adbar, que tu no…), sino lo haces así puedes perecer de formas muy malas para la salud.

Muchos han sido los milagros de BRUCE! como convertir series malas en grandes momentos televisivos con su sola presencia, como Expediente X y Embrujadas. También dedica su tiempo libra a exorcizar a aquellos que creen en Chuck.

BRUCE! es tan grande que es capaz de hacer de usar un camisa hortera, y aun así poseer ese charming que tiene.

Por eso, cada vez que esteis denostados, repetid estas palabras:

BRUCE! es mi pastor, nada me falta.

BRUCE! me hace descansar en lugares con bellas mujeres,
me guía por la serie B, a través del tiempo ,
me da nuevas fuerzas y me lleva por caminos infernales,
luchando contra las fuerzas del Necronomicrón.

Aunque pase por el más oscuro de los valles,
no temeré peligro alguno,
porque tú, BRUCE!, los tienes grandes,
tu palo de fuego y tu sierra mecánica me inspira confianza y terror a mis enemigos.

Me has preparado una carnicería con enemigos;
has vertido frikismo en mi cabeza,
y has llenado mi copa a rebosar.

Tu chulería y tu socarronería me acompañan a lo largo de mis días,
y tu nombre, oh BRUCE!, siempre honraré.

Hail to the king, baby!!
Así que abrazad el CAMPBILLISMO si no quereis morir en el conflicto final.

Y recordad, siempre:

Ah, se me olvidaba, mensaje dedicado a las pocas mujeres que me rechazaron durante mi estancia en la playa nudista y a sus padres, que siempre tienen la culpa:

No os maquilleis como putas.

Anuncios

Ninguna respuesta to “Campbillsmo, nada que ver con Cambrils”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: