Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

En Busca de las POM Perdidas X

Previously on CdF: Las POM fueron robadas. Después de creer que eran los gafapastas, y patearles el culo, nuestros héroes decidieron ir con las pocas pistas que tenían al Oráculo… También conocido como Jotacé, el cual les hizo una serie de cripticas revelaciones a Neithan, Adbar y Funebris, mientras, el resto del grupo esperaba en el comedor, cuando fueron atacados por Ninjas…

Adbar.- ¡Dejadme algo que matar panda de cabrones!

Cannonball.-¡Pega tu espalda a la nuestra antes de que rodeen! – dijo moviendo la mano para que se acercara.

Sev.- Espalda con espalda, cachete con cachete, pechito con pechito. – moviéndose rítmicamente al son de sus palabras –

Experimento 626.- ¡Qué alguien le meta un calcetín en la boca a Sev!

Kimota .- ¿Te vale un castor? – comenzando a rebuscarse entre los bolsillos del pantalón –

Sev.- Vale, ya me callo, cojones, que no sabéis aceptar un chiste malo.

Petaman.- Compréndelo, estamos rodeados de ninjas y envueltos en puto humo de sus bombas, no es el mejor momento para chiste malos… tontolapolla.

Funebris.- ¿Estamos to…? – dijo apartándose unos centímetros del grupo para mirar –

En ese momento, un pie salido de la nada pasa a pocos centímetros de la cara de Funebris. En un acto reflejo, se echa rápidamente hacia detrás. Todo parece pararse, un tiempo bala en donde cada acción lleva una eternidad.

Recorriendo con la mirada la pierna, busca la cintura del ninja que sobrevuela el escenario. La encuentra. Agarrándolo de la pierna que este estira, y de la cintura, Funebris comienza a girar, y girar, como si de un lanzador de martillo se tratase. De pronto, todo vuelve a su velocidad normal, como un rápido despertar, y lo lanza contra la pared de enfrente….

F.- ¡Joder! ¡Por poco me vuela la puta cabeza!

Neithan.- Pues ahora parece que va a volar más bien poco…

F.- Si, vale, pero a ver cómo me quito ahora el olor a pies de las manos.

K.- Lo peor es que las manchas de sangre son muy difíciles de sacar de la pintura.

Nadie se percata de la que Adbar todavía no está en el círculo. Al contrario, sabedor de la manta de guantazos que puede meter, se interna sin miedo en la nube de humo. Fue entrenado por los mejores. Lucha nocturna, a ciegas, con los brazos partidos, o con la punta del nabo, no tienen secretos para él. Sería capaz de matar a alguien con una zanahoria si la tuviera. Pero no le hacen falta, sus 6 sentidos están alerta… Porque si, los auténticos guerreros tienen 6 sentidos…

C.- Lo suyo será que esperemos a que el humo se largue para comenzar a meter de guayabas.

P.- ¿Es que no estás acostumbrado al humo después de toda la mierda que te paso?

C.- claro que si, cojones, pero este hace llorar, y el otro coloca. Además, paso de equivocarme y…
En ese momento, un cabeza encapuchada negra pasa volando frente a los ojos del grupo. La expresión de sus ojos refleja la sorpresa de la muerte prematura, o del terror autentico, no lo saben. De lo único que están seguros es que, eso, es obra de Adbar…

N.- ¡Cojones! ¡Vamos! ¡Delta, Alfa, Bravo! – señalando a tres puntos con una mano y haciendo la otra girar –

E626.- ¿Qué? – dijo mirandolo extrañado –

N.- ¡Que a tollinas como ruedas de molino, mierda!

Todos se internan en el humo. Como una máquina bien engrasada, el funcionamiento del grupo es perfecto. La coordinación, mortal. Steven Seagal, estaría orgulloso de ellos. Son pocos, y valientes. Duros de matar.

Brazos y piernas envueltos en negro comienzan a valor por el pasillo. Ojos arrancados con el nervio colgando. Crujir de cuellos rotos. Huesos que se parten y atraviesan la piel. Todo se convierte en una rápida y mortal sinfonía de dolor.

Ninja cagon.- ¡Retirada! ¡Retirada! – grita con voz alarmada y cansada –

A.- ¡Un cojon! ¡Dejad a alguien inconsciente! ¡Rápido! – dijo firmemente, en una orden que no admitía discusión alguna –

S.- ¡Dejádmelo a mí!

Al poco, el humo se comienza a disiparse y el espectáculo que deja entrever haría vomitar a una cabra. Todos están de pie sobre una colchoneta de cadáveres. Miembros arrancados de cuajo, se encuentran repartidos. Del pomo de una puerta cercana cuelgan los intestinos de un pobre desgraciado. Todos se miran. Sev lleva a un ninja colgando como un pingajo.

S.- Este se va a llevar de hostias… – dice moviendo la mano hacia arriba y hacia abajo –

A.- Y que lo digas. La tortura no se la va a quitar nadie – sonriendo malvadamente – ¿Estáis todos bien?

K.- A mi casi me joden el moño

C.- ¡Pero si tú tienes el pelo corto! – dice elevando las manos en un gesto de absoluta incomprensión –

K.- Pero, ¿Y si hubiera llevado moño? – tocándose la nuca con una mano y con la otra señalando a Cannonball –

E626.- A mi uno me ha conseguido golpear en la cara. Seguro que me deja morado… y por eso ha probado la fuerza del puño Klingon – llevándose la mano a un lado de la cara –

N.- Esa es una de las cosas por las que eres reservista, te hace falta entrenamiento – sonriendo sardónicamente – Como ves, nosotros estamos de una pieza.

P.- ¿Si? Si, si, si… aja – dice mirando al infinito –

F.- Ya se ha vuelto a colocar y encima no ha guardado para nadie, como si lo viera – señalando a Petaman –

P.- ¡Que no! ¡Alelao! Estaba hablando por el pinganillo con EmeA, dice que ha interceptado la señal policial, y que al parecer alguien ha llamado a la pasma, que será mejor que nos larguemos de aquí.

N.- Apoyo la moción. Que en suficientes asuntos raros nos tiene la policía fichados como para que encima nos meta en otro más… que soy abogado, pero no DISO – dijo mientras comenzaba a andar por el pasillo a paso ligero –

Salieron del edificio como alma que lleva el diablo, encontrándose la furgoneta ya arrancada en y lista para partir…

EmeA.- Moved el culo, joder, que ya siento las sirenas soplándome la nuca.

Cuando el último se montó, y antes de que cerrara la puerta, EmeA apretó el acelerador, y viró por una serie de calles, dando un rodeo, para cerciorarse de que nadie los seguía. Después se volvieron a meter por la calle principal en dirección al cuartel general de CdF, mientras coches patrulla se cruzaban a su paso…

Cuartel general de CdF
Hora: 22:00
Lugar: Sala de reuniones principal.

La enorme sala, seguía albergando esa mesa cuadrada sacada de la película de los Monty Python, brillante y pulida, reflejando las caras de los presentes. Todos estaban sentados en sus respectivos lugares excepto Funebris. Ninguno hablaba. La tensión se podía untar en pan de molde. Adbar estaba visiblemente nervioso, excitado, agitado. Necesitaban una confirmación de lo que creían era la solución, y la necesitaban ya.

Las enormes puertas se abrieron, y apareció Funebris. Su delantal antes había sido blanco, pero las manchas de reseca sangre sin limpiar, habían hecho estragos en su otrora buen tejido. Ahora, de nuevo, estaba lleno de sangre. Llevaba guantes de latex, y unas gafas protectoras. La melena revuelta, y pegajosa por salpicaduras del rojo liquido. Un olor a cobre lo llenaba por completo. El mismísimo Herbert West se hubiera cagado antes esta visión.

Con una sonrisa de oreja a oreja se acerco a su sillón…

A.- ¿Qué tal? – con las manos entrecruzadas y mirándolo inquisitivamente –

F.- Tal y como te dije Adbar. Lo único que ha hecho ese desgraciado ha sido confirmar lo que el Oráculo nos dijo mediante malas metáforas, y yo entresaque entre hostión al ninja y hostión al ninja…

A.- Entonces están allí – dijo levantándose bruscamente –

F.- Si, están en el desierto de Tabernas. Supongo que ahora mismo, el/la que las tienes sabrá que lo sabemos, y estará preparando las defensas…

A.- Que vaya preparando el ataúd porque me voy a hacer unos calcetines de ejecutivo con sus intestinos – dijo sonriendo – ¿Y el desgraciado?

F.- No sobrevivió a la segunda ronda de torturas. La rata hizo bien su trabajo comiéndose sus entrañas.

A.- ¿Cuerpo? – enarcando una ceja –

F.- Se lo he dejado a Petaman en el almacén, con el resto de sacos de abono – dice sonriendole a Petaman –

P.- Gracias – haciendo gesto de disparos con las dos manos –

A.- Dejad de hacer los mongolos, e id preparando las mallas, y llamad al resto de los reservistas, que nos vamos a Almería antes del amanecer.

Continuara…

Ninguna respuesta to “En Busca de las POM Perdidas X”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: