Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Ciclo Spain Exploitation: El Equipo Aagghh

Hace unas semanas empezamos un nuevo y, legendario, CICLO. Ya sabéis, los CICLOS de CdF se caracterizan por llevar detrás un enorme trabajo de investigación, al que se suman toneladas de bolsas de “Fritos”, unas cuantas botellas de whisky, y muchas risas gracias a Petaman y las especias que le echa a la comida.

Este CICLO, está dedicado, como ya sabréis, a las Exploitation, esas maravillosas películas de países 3 mundistas que aprovechándose de la fama y del nombre de muchas grandes producciones americanas, hacían una caja considerable en su país, en una muestra de visión comercial, caradura, y genialidad sólo comparable a ROB!.

Y como ya vimos, ESPAÑA, ese país nuestro que tantas alegrías nos da, no quedó ajena a ese movimiento Exploitation que durante ya, más de 30 años, viene dando golpes al bajo vientre del cinéfilo compulsivo. Si la semana pasada vimos un clásico de cine contemporáneo llamado El E.T.E y EL O.T.O. Esta semana veremos cómo, con dos cojones, cogimos a uno de los grupos de metetollinas/ingenieros aeronáuticos más molones de los 80, y los pasamos por la minipimer del humor patrio… ello son El EQUIPO AAGGHH.


¿Esto no lo dibujo Vizcarra?

José Truchado, que después del exitazo de este filme, seguramente se retiro para vivir de las rentas, nos presenta una puesta en escena deudora de las películas de Mariano Ozores y, sabiendo que este se encuentra entre los protagonistas, es más que lógico pensar que metió manos en el asunto.

Vietnam. Un grupo de indomables e increíbles marines formado por Aníbal – Mariano Ozores -, Murdock – José Álvarez- M-30 – Kimbo, al que también podéis ver en los anuncios de zumo Juver – y Félix – Máximo Valverde – , junto al Sargento Mulligan – Fedra Lorente – y Mauriño – Juanito Navarro – , recorren sigilosamente las colinas del país asiático. Un grupo de chinos sacados del todo a 0,60 de tu barrio, los asaltan, y le dicen – después del típico tartamudeo de Ozores – que se den la vuelta, que a la guerra le han dado el finiquito.

Pasan los años y Mauriño tiene un ¿rancho?, con una potra de competición, de las que lo petan en cada carrera, llamada Lady Di – que fino humor tenían -. Extorsionado por unos maleantes cada dos por tres para ceder a su animal, cada vez que este se niega, ellos se llevan a su hija, a la cual, también petan… por supuesto, ella opone mucha “resistencia”. Hasta los cojones de que se forniquen a su hija un grupo de gañanes, decide reunir al grupo mandándole un mensaje a Anibal… el cual después de unas cervezas, decide buscar a cada uno del grupo.


¡Que se mueran los feos!

A partir de aquí se desarrollará una trama plagada de acción, tetas, y humor del más alto nivel – 5º de humorista, como mínimo -, que pone en evidencia a la aburridísima serie. Momentos como Anibal disfrazándose de pavo real para entrar camuflado a un manicomio en el cual, enfermeras de buen ver, se zumban sin pudor a los enfermos, para rescatar a Murdock, o M-30, vendiendo matriculas falsas en un furgoneta ¡blanca!, que se convertirá en el vehículo oficial del grupo, no tienen precio.

El guión, que posee una solidez en sus planteamientos digna del mismísimo maestro Hitchcock, se desarrolla en todo su esplendor sin saber quién es el enmascarado jefe del grupo de forajidos y maleantes, hasta casi el final de metraje- que afortunadamente, no es mucho – en donde se nos desvela como, a base de inteligentísimas tretas propias de una mente maestra como la de Anibal, es… MULLIGAN. Fedra Lorente, que durante años no ha tenido nada mejor que hacer, se ha dedicado durante este tiempo a ver como sus compinches se pasaban vía piedra a la hija de su ex subordinado, mientras ella desde las sombras, se despollaba con risa propia del Dr. Gang, y planeaba el asalto al fuerte de Playmobil – conocido en este caso como Rancho Mauriño -. No desvelo el final, pero no tiene nada que envidiar a uno de los clásicos finales propios de Benny Hill.

Con respecto a su humor, unos lo pueden tachar de malo, otros de estúpido, y otros incluso de insulso intento de hacer gracia con bromas y gags propios del borracho que se acopla en el botellón cuando todavía estas sobrio, pero, y aludiendo a la calificación hecha por Jordi Costa, os digo que: Esto es puro POST-HUMOR.

Los chistes son tan inocentemente geniales, y todo está hecho de una manera tan sobreactuada, que no te queda más que descojonarte. Cuando Anibal se disfraza del famoso Pavo, o comienza a hacer chistes con su famoso tartamudeo – del que después copiara miserablemente otro grande, Andrés Pajares -, a lo que se suman las imitaciones de su compañeros, junto a chistes de gayers, negros, o tetas, por parte de todos Dios, hacen de todo el apartado humorístico el guión perfecto para cualquier película americana de adolescente… y mamellas.


Esta cinta me la regalo un perroflauta, de verdad.

Todo esto convierte a EL EQUIPO AAGGHH todo un puto clásico indiscutible del cine español más cojonudo y de puta referencia, más incluso que “Una pareja Feliz”, “Surcos” ó “La vida en Sombras”. Hasta tal punto es imprescindible que la Guía del cine español de Carlos Aguilar la recoge en sus páginas.

Y para terminar, un poco de música. Y es que aquí, nuestro querido Kimbo, se marca al final de la película un rap de la Old School, de los que dejan el culo torcio, y que seguramente es referencia directa de los grupos hip hop españoles de la actualidad. Todo un himno.

¡Hasta la semana que viene, Frikis!.

Ninguna respuesta to “Ciclo Spain Exploitation: El Equipo Aagghh”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: