Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

LA SAGA DE BENITO CAMELA

Atención niños y niñas, frikis y frikas. En las proximas semanas, todos los lunes podreis seguir la historia mas acojonante que jamas hayais leidio. Si, despues de miles de peticiones, continuamos la excelsa saga de Benito Camela. Ya sabeis, el que quiera leer los capitulos anteriores, los tiene en la columna de la derecha

CRISIS INFINITAS EN LAS GUERRAS SECRETAS

  • EPISODE UNO: El dia de la invasion
  • EPISODIO TWO: Los siete compadres
  • EPISODE TRE: The rebench of the shit
  • EPISODE IV: La ultima esperanza
  • EPISODE V: El retorno del papa
  • EPISODIE VI: Benito in love
  • EPISODE VII: El enemigo llego y la fiesta termino
  • EPISODE VIII: El fin de la virginidad
  • EPISODIO FINAL: Toma Jeroma pastillas de goma
  • EPISODIO FINAL II: La mato en agosto la calo apretaba
  • …and now for completely diferent (EPILOGO)
  • Os dejo con el primer capitulo:

    EPISODIO UNO: UNA NUEVA ESPERANZA ¿O NO?

    Inerludio 1

    En la ciudad de Nueva York, en la mansión de los héroes mas poderosos de la tierra, un Capitán América atlético de nuevo e hipermusculado, dirige un entrenamiento:

    Capitán América: – Vamos, vamos, que parecéis tontos, unas girls scout lo harían con más garbo.
    Ojo de Halcón: – ¡Me cago en los peces de colores! con lo bien que estábamos tocándonos los cojones… tras años luchando contra el mal, me he dao cuenta en estos meses que mola no dar un palo al agua, antes era un estresao, tanto IMA, tanto HIDRA, tanto Imperio maligno y tanta leche, y ahora que soy un gordo feliz va el Supermegaman y se da el piro
    Capitán América: – ¡Te oigo quejare maricona!
    Ojo de Halcón: – ¡Ouch!

    Inerludio 2

    Una figura envuelta en pieles subía cansinamente por las laderas del Himalaya, el viento azotaba su rostro cubierto por una braga térmica marca “mike” (si, la había comprado en el rastro), sus pies se hundían en la nieve dificultándole la ascensión.
    El desconocido llegó a las puertas de un misterioso y solitario monasterio budista.
    Toc, toc, toc (llamó a la puerta)

    – Hola viajelo, entla, tenemos aloz tles delicias, loyito plimavela, pollo con bambu y setas chinas y licor de lagarto.
    – Estoy buscando a un extranjero… uno que ha venido aquí a encontrar la paz espiritual…
    – Si, sabíamos que llegaría ese día, sígueme.

    El chino guió al desconocido a través de un pasillo y se detuvo en la segunda puerta de la derecha, al abrir dicha puerta, el desconocido pudo ver una austera habitación y en el medio de dicha habitación un fulano lleno de músculos y que lucia una prominente melena estaba sentado en la posición del loto.
    El melenudo se giró, miró al desconocido con ojos vidriosos y dijo lleno de emoción:

    – ¿Coronel Truman?
    – No, este no es.
    – Ah, entonces será el otro extranjero que ha venido a meditar, sígueme.

    El desconocido siguió por el pasillo y repitió la misma operación con la cuarta puerta a la derecha. En esa habitación estaba el tío mas feo que se ha visto nunca, mocho, mellado, deforme, mal terminao, etc… De su cuello colgaba un grueso medallón.
    El desconocido se quitó la capucha del anorak y se bajó la braga térmica.

    – Benito, te necesitamos, el multiverso esta en peligro.
    – Coño, Arzobispo Gozón, como ha venio hasta paca, haberme llamao al movil…
    – No Jodas, Benito, que tu tienes Orange y yo Vodafone, ¡me clavan!
    – Vale, vale, venga, arrecojo y nos vamos paya, me vas contando por el camino.

    En el satélite orbital de la JLA, Superman y el Detective Marciano estaban sentados en la mesa de reuniones en frente de Flash, los dos le miraban gravemente.

    Superman: – Vamos Wally, debes tomar una decisión, de lo que digas a continuación puede depender tu vida y la de tus seres queridos.
    Flash: – Es que no es fácil, una cosa así no puede decidirse a la ligera.
    Superman: – Vamos, eres un héroe, eres el ser mas rápido del mundo, decídete.
    Flash: – Vale, ponle una equis.
    Detective Marciano: – Amos no me jodas, ¿una equis al Madrid en casa contra el Levante? ¡Tú eres catalino!

    De repente, una figura misteriosa apareció en mitad de la sala. El extraño personaje iba todo de negro, llevaba, traje y corbata, sombrero de ala ancha y una capa.

    Superman: – ¿Adbar?
    Extraño: – No, soy el Fantasma Desconocido. He venido a avisaros, aquí se esta cociendo algo.
    Superman: – Si, es que estoy haciendo pastel de cabracho. A Batman le encanta.
    Fantasma Desconocido: – El universo corre un gran peligro, una fuerza maligna esta a punto de poner fin a la existencia de todo cuanto conocemos.
    Detective Marciano: – ¡No jodas! Que yo he quedao esta tarde para jugar al padel con Metamorfo.
    Fantasma Desconocido:

    CONTINUARÁ…

    Ninguna respuesta to “LA SAGA DE BENITO CAMELA”

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: