Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Como Sobrevivir a un Salón con sólo 100 Euros.

Se suponía que hoy, 17 de Abril, iba a ver un nuevo programa de Radio CdF, pero como la Semana Temática dedicada a Spielberg, que acaba de pasar, me ha tenido pluriempleado, y la fiesta que hicimos el martes noche, para celebrar su éxito fue la po…. Eeeeh, esperad… Que me acabo de acordar… que Kimota no tenía que saber nada sobre esa fiesta en donde invitamos incluso a los Ex – becarios, y a la que él no asistió porque no nos salió de los cojones llamarlo… ya… bueno… Que se joda. La cosa es que no tengo voz como para retransmitir nada, así que apretáis el ojete, y os esperáis a la semana que viene.

Mientras tanto, vamos a hablar del acontecimiento del mes. No es la depilación laser que se ha hecho Cannonball en la espalda, sino el Salón del Comic del Barcelona. Dicho evento comiquero, comienza hoy jueves, y estará dando el coñazo hasta el domingo.

Miles de viles frikis deseosos de comprar comics, merchandising, asaltar a sus dibujantes favoritos en busca de un preciadísimo original que enmarcar en su casa y, lo más importante, ver a las zagalas con cosplays que les sirvan como temario para paja, se van a dar cita a la vez originando una concentración de calor, sudor y gases nocivos, que aceleran el deshielo de los polos.

Pero muchos, muchos de ellos, van a presentarse en el Salón con una economía en donde se nota la tan citada desaceleración económica. Es decir, con menos petrodólares que el perroflauta de turno que se pone en la puerta del Metro. Así que desde CdF, y su filian con ánimo de lucro Frikis Sin Fronteras – FsF – vamos a ayudaros.

Sí, os vamos a aconsejar, guiar, hacer de Sherpas en el ámbito económico para que con 100 míseros euros, aguantéis un día entero – y estos consejos se pueden extrapolar a cualquier otro evento de similares características -. Venga, sacad lápiz y papel, y comenzad a apuntar los sabios consejos que vais a leer.

The Trip – El Viaje -.

Después de muchas penurias, habéis conseguido los 100 euros. Meses de ahorrar, de privaros de bolsas de panchitos, y de reutilizar productos, así como de comeros las sobras que encontrabais, han dado sus frutos. 100 euros.

Pero queda algo esencial, el medio de transporte. Normalmente, uno cogería el tren o el autobús – con las consiguientes muchas horas de viaje – o en su defecto, el avión – con la sacada de ojos que eso supone -. Pero vosotros no sois normales, por mucho que os lo diga vuestra madre. Necesitáis ir allí de la manera más barata posible. La cosa no es tan mala como parece en un principio. Solución:

Autostop.– El Hacer dedo ó enseñar la pataca en mitad del arcén – hitchhike en el idioma de Chespir – es una de las formas más baratas de viajar de un sitio a otro, así como de las más antiguas – junto con las drogas -. El problema que supone esto son varios:

El primero es que, en España, no hay tradición de Autostopistas, así que te puede dar un cáncer antes de que alguien te recoja; El segundo, es que, si te recogen debes asegurarte de que sea alguien más o menos de fiar. Véase, pareja de abuelitos, familia con bebe, camionero con fotos de su mujer, del papa y un rosario, etc. Si no, te atienes a llegar a Barna en una caja de pino, o con el ojete haciendo el vacio cada vez que te sientes; El tercer y último problema, es que si te recogen, aunque no tengan intenciones deshonestas, debes aplicar la ley del autostopista – aparecida en Jay y Bob el Silencioso contraatacan -. Mamar hasta que te salgas boqueras y salivilla blanca como a los viejos.

Ser un polizón.– Si la gente cruza fronteras metida en los bajos de un camion/autobus, ¿por qué tú no vas a poder? No es un método 100% efectivo, pero puede ahorrarte muchos Kilómetros. Asegúrate de que el camión o el bus van hacia Barna, que si no puedes acabar en Moscú. También tienes que tener cierta preparación física, y un buen arnés para aguantar tantas horas de viaje. Y bien es cierto, que tienes que ir con mil ojos, por si aparece la Guardia Civil… que entonces llegas, pero bien caliente.

Acoplarte.- Al igual que Koji Kabuto hacia con Mazinger, tú misión prioritaria es acoplarte a un amigo/colega/conocido que vaya a ir en coche al Salón. La cuestión consiste en enterarte con bastante antelación de quién va a ir al Salón, hablar con él amistosamente, y dejar caer que tu también quieres ir pero que no lo sabes, para que así se ofrezca amablemente – con la pobre creencia de que al final te rajaras -. Durante ese tiempo, queda con él, hazle multitud de favores, peloteo, y muestra tu admiración por cosas que tu harías mil veces mejor, para así mantenerlo lo más contento posible. A todos nos gusta el peloteo, y quien diga que no, es un menosmola.

Cuando las fechas se acerquen peligrosamente, pégate más a él si es posible – sin agobiar – y no podrá decir que no.

Una vez que te haya llevado y traído, que se lo folle un pez… eso sí, hasta que se acerque el próximo Salón.

The Infiltration – Entrar por la cara –.

Ya estás en Barcelona. Los chistes fáciles sobre la forma de polla de la Torre Agbar comienzan a brotar de tú cabeza. Te apetece Pan tumaca, y cantar Barcelona a grito pelao como si te creyeses el grandísimo Freddy Mercury. Pero lo primero es lo primero, ir al Salón.

Una vez en la puerta, miras el precio, miras tu cartera, miras el precio, te das la vuelta avergonzado, y comienzas a andar. ¿Es hora de irse a casa? ¡Una Mierda Seca! Es hora de colarse por tus santos cojones. Pagar 6 es demasiado caro para cualquiera… y para ti, un lujo. Momentos desesperados exigen medidas desesperadas.

Colarse. Estilo Ninja. Samurái. Acoplado a la pared como un chicle. Huyendo de las cámaras de seguridad. Moviéndote rápida y sigilosamente, gracias a tus reflejos felinos.

Todo eso haríais si no fueseis tan mierdecillas. Pero bueno, lo vuestro es más rudimentario, pero no menos efectivo. Podéis colaros de muchas maneras, entre las que destacan:

Entrar por la puerta de atrás.- Ya que extrañamente en estos eventos, esta puerta no suele estar muy vigilada, y aunque lo este, y ponga prohibido el paso, la gente entra y sale sin ninguna complicación, sin enseñar sello, y sin ser colega de nadie. Sed disimulados, e intentad camuflaros entre un grupos numeroso de gente que vaya a entrar. Paso, casi asegurado.

Conseguir un sello.- Parece complicado pero no lo es. Cualquiera que tenga la experiencia necesaria de un Sábado por la noche de juerga, sabe que los sellos que te ponen en los garitos, tienen un periodo de secado de entre 30 segundos/1 minuto. Así que coge rápidamente a alguien que haya salido por la puerta en ese instante, y ponle tu mano encima del sello. Ahí lo tenéis, medio borrado, y al revés, pero ¿vosotros creéis que en el Salón lo miran con lupa? Entráis seguro.

Aparentar ser disminuido Psíquico.- Aunque para esto no hace falta mucho en vuestro caso. Pero por si queda vida inteligente aquí, daré las claves. Lo único que tenéis que hacer es interpretar el papel de vuestra vida, algo así como Lina Morgan en La Tonta del Bote, o Tony Leblanc en Los Tramposos, siempre con vuestro amigo para dar fe de vuestra minusvalía. Si no os dejan entrar, es que son unos hijos de puta, y merecen denuncia.

Pillar acreditación.- Poneos cerca del recinto. Seguro que alguien con acreditación va a pasar por allí porque venga de coger material, o de comer, o de ir a cagar. La victima perfecta. Ataque por la espalda y por sorpresa, con una contundente patada en las bolas, y lo tendréis a vuestros pies. Unas guantas tollinas más en la cepa de la oreja, otras pocas patadas en el estomago, y cuando esté bien quieto, collejas hasta que se quede inconsciente – aunque también es válido la utilización de cloroformo -. Esconded al pobre ignorante entre los arbustos o debajo de un coche. Le quitáis la acreditación, y para adentro como si nada. Una vez allí, recordad tirarla, o guardarla en lugar seguro.
Desde CdF, aconsejamos ir a por algunos miembros de ese Blog que nos copia, o de los tirillas de Zona Negativa. Por muy delgados que estéis, seguro que les sacáis 100 kilos.

The Shopping – O cómo gastarse los petrodólares – .

¡Quieto! ¡Loco! ¿Qué cojones estás haciendo? ¿Comprar un comic en el Salón? ¿Pero tú eres tonto? A ti no te parieron, a ti te mearon. Deja eso donde estaba, y sígueme.

No, repito, NO compres nada en el Salón. ¿Por qué? Simplemente las ofertas, no son tales ofertas. Los precios se rebajan como mucho 2 euros, lo cual, y contando que sólo tienes 100 euros, es una estafa más grande que las consolas portátiles de los chinos – esas que traen 100 juegos -.

Nadie te niega que mires, y como buen friki, apuntes en un papel todo lo que en un futuro te vas a pillar. Lo que viene siendo la famosa Lista de la perdición, que todos hacemos de vez en cuando. Mira, haz todo lo posible por apuntar todo lo que te guste, incluso ojéalo para no llevarte después una decepción, pero no compres.

Para comprar, para gastarte la pasta, ya está tu librero habitual. Ese al que siempre le compras todo, te conoce, te guarda las colecciones, e incluso habla contigo de forma amistosa. Sí, él. ¿Y por qué comprárselo a él y no a los del Salón? Pues porque, es más que seguro, que te descuente una cantidad monetaria lo suficientemente respetable como para que después puedas irte a cenar sin problema a un sitio que no sea el McDonald. Es decir, por la cantidad de cosas que le vas a comprar de una sola vez, y que van a hacer que ese mes pueda vivir sin problema alguno, e incluso pagar parte de sus deudas menores, al pobre no le importa hacerte un suculento descuento, cosa que en el Salón no va a pasar NI DE COÑA.

Si piensas comprar en el Salón… Además de puta, apaleá.

The Push Up – El Objetivo Real –.

Ha terminado tú visita al Salón. Llega la hora de cerrar, y os echan del recinto de una patada en la espalda. ¿Misión completada? ¡Nunca! Si es cierto que habéis tenido transporte gratis, entrado como auténticos maestros ninja, y resistido la tentación de compraros aquel tomo recopilatorio de Candy Candy, sólo habéis completado ¾ de la verdadera visita al Salón.

El lugar cierra pronto, y el cambio horario nos ha permitido disfrutar de más horas de luz, así que todavía es de día. Encima sois jóvenes… o por lo menos aguerridos, y queréis ver Barcelona en todo su esplendor nocturno, así que eso de irse ya a casa, no es válido. Además, de noche la carretera es peligrosa, y vosotros apreciáis vuestras pelotas. ¿Y qué podéis hacer en la noche Barcelonesa? Fácil: Irse de putas.

Una buena juerga no sería nada sin la alegría… ya sabéis. Coged, haced un mocho con vuestro colega, y a recorrer la Zona franca, San Cosme, etc. Seguro que tarde o temprano encontráis lo que buscáis. Después, os vais a la Rambla, y cada uno por su lado, que se busque una amiguita para pasar la noche. Acordaos de apuntaros en un papel, el sitio donde habéis aparcado el coche – horario de autobuses ó salida a autovía – , y la hora a la que habéis quedado allí, que si no, luego hay disgustos.

A la mañana siguiente, de vuelta a casa con dos sensaciones en vuestro cuerpo: El corazón contento por haber vivido el Salón; Un leve escozor/picor en la zona genital.

Cómo veis, CdF y FsF, siempre se esfuerzan en aconsejaros, ayudaros, y guiaros de la forma más efectiva en vuestra vida. No nos deis las gracias. Besadnos los pies.

¡Hasta la semana que viene, frikis!

Aviso.

Sigue Abierto el plazo para que mandéis peticiones musicales, ruegos, preguntas, promociones de vuestros espacios, chistes malos, fotos erótico-festivas, y demás soplapolleces para el 3er Programada de RADIO CdF, hasta el Martes 22 de Abril. La dirección, la de siempre:

Funebriz@gmail.com

¡Hala, a pastar!.

Ninguna respuesta to “Como Sobrevivir a un Salón con sólo 100 Euros.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: