Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Las Aventuras del joven Indiana Jones

Corren tiempos de revivals en todos los ámbitos televisivos. Series que vuelven. Series que se modernizan, que se convierten en películas. Remakes a cascoporro invadiendo las pantallas de nuestros cines y, últimamente, la resurrección de viejas glorias.

El año pasado John MacClane volvió a decir Yippi Kai yei, mientras volaba en avión, hablaba con Kevin Smith, y le metía de collejas a un malvado con menos carisma que Cannonball cuando se pone su Jersey fucsia para quedar con Excremento 3,141516.

Y, dentro de poco, volveremos a tener en nuestras pantallas al arqueólogo y aventurero más cojonudo de todos los tiempos, Indiana Jones, que con la 4 parte de sus aventuras, promete dejarnos a todos con el culo torcio.

Pero entre tanto mamoneo, y publicidad de esta nueva aventura, la gente se olvida de que Indy, tuvo algún escarceo televisivo más, del cual muchos pudimos disfrutar hace ya más de 10 años. Estoy hablando, queridos ignorantes, de la serie de televisión de Indy, The Young Indiana Jones Chronicles – A.K.A Las aventuras del joven Indiana Jones -.

Esta cojonuda serie comenzó su emisión en USAmerica allá por 1992, durando en pantalla hasta 1996, y llegando a España de manos de Antena 3, en 1993.

Anteriormente, Tito Lucas y Spielberg, como siempre visionarios, creyeron oportuno dar al espectador una serie de datos, en forma de Flashback, sobre el aventurero. Así que, ni cortos ni perezosos, idearon un prologo para Indiana Jones y la última cruzada, en donde un adolescente Indy, en 1912, y ejerciendo una labor entre Scout y lo que posteriormente llegaría a ser, encuentra la cruz de colorado – que le seria robada, y llevada a Portugal, de donde la sisa, para devolverla a USAmerica -. En esta introducción, cogieron a River Phoenix – un grande -, para que ejerciera de jovencísimo arqueólogo.

A partir de aquí, a Lucas se le fue la cabeza. Y es que el peyote hay que tomarlo con moderación. La cosa es que se puso a crear, a parir las aventuras de un personaje tan carismático como Indy, desde prácticamente 0, pariendo poco a poco una serie donde nos desarrollaría todo ese periplo. Evidentemente, sólo alguien como él, con los huevos pelaos, y capaz de hacer lo que le salía del ojete gracias a su poder en la industria, se podía permitir el lujo de producirla – y ninguna cadena le iba a decir que no, sabiendo que sería un éxito asegurado -.

Las aventuras iban a comenzar aproximadamente en 1905, e iban a acabar justo antes del comienzo de la primera película. Unos 70 episodios en la cabeza de Lucas, de los que sólo se llegaron a emitir 40. En ellos, Indy, iba a vivir aventuras increíbles, y se iban a presentar referencias y aventuras mencionadas en las películas, que no habían tenido explicación en su momento, amén de presentar versiones más jóvenes de muchos de los amigos/enemigos de Indy como René Belloq – el arqueólogo Francés que trabaja para los nazis en En busca del Arca Perdida – , y de otros muy novedosos como Agner Ravenwood – padre de Marion -.

La serie, ya tenía un comienzo BRUTAL. Seguían un formula, que a muchos impresiono, y que sin duda abrió aún más el marco de las aventuras del arqueólogo. La formula consistió en que, muchas de las aventuras más importantes, estaban contadas en el año 1993 por un Indiana jones con 93 añazos… ¡Y tuerto!. Ahí es nada. Y poco a poco se irían revelando datos sobre la vida del anciano – entre ellos que tiene una hija, un nieto, y un bisnieto.

Este anciano y chocho Indy, en un principio, iba rememorar sus tiempos más mozos, con unos 10 años – protagonizados por Corey Carrier -, con otros en donde un adolescente Indy – Sean Patrick Flanery – , desataba sus hormonas y tenia orgasmos encontrando objetos.

Estos últimos se acabaron imponiendo a sus primerizas aventuras, por lo interesante del desarrollo que estaban adquiriendo – la relación turbulenta con su padre, algunas aventura que después continuaría (como la del Templo Maldito), y, para mí lo más interesante, las aventuras que desarrollo en plena I Guerra Mundial -.

En todo su periplo, conoce a multitud de personajes famosos que por aquella época pululaban por el ancho mundo, desde Tolstoy, Pancho Villa ó John Ford, hasta Picasso, Freud y Roosevelt. Algo normal, y es que en la serie viaja más que Phileas Fogg en todo el puto libro. Toda USAmerica, México, España, Bretaña/Escocia/Irlanda, Francia, Italia, Alemania, Grecia, toda Rusa y parte de Europa del este, China e India, Marruecos, Turquía, Egipto, El Congo, Tanzania, Kenia, etc. Parece que tiene Billete dorado por sobrevivir a un accidente aéreo.

La serie la emitió la ABC, comenzando con una película – que en verdad era un doble episodio – llamada Young Indiana Jones and the Curse of the Jackal – los episodios Egypt, May 1908 y Mexico, March 1916 -. Los episodios duraban casi una hora, que con los consiguientes cortes, se convertirá en hora y media. La ABC emitió unos 27 episodios antes de su cancelación, pero USA Network produjo unos cuantos episodios más que no vieron la luz televisiva finalmente – ya que pretendían juntarlos en una serie de películas -.

Al final, la serie se cancelo, y Lucas se dio con un canto en los dientes, ya que tenía planearla acabarla en esos 70 episodios, cuando Indy tuviese unos 25 años – y se quedo en 21 -. Cancelación, por otro lado, injusta ya que la serie recibió numerosos premios y nominaciones – gano un taco de Emmys, fue nominada al Globo de Oro, y se llevo algún premio de la crítica americana -.

Como siempre, el Barbas le saco provecho comercial, y puso en el mercado:

– Cuatro cd´s de BSO.

– Novelas de Spin Off.

– Videojuegos.

… Trading Cards, promoción en Kellogs, condones, y seguro que hasta el careto del joven Indy en la punta del Anal Intruder 2000.

Afortunadamente, para los seguidores de esta serie, el año pasado, y cuando las noticias sobre la 4 película de sus aventuras ya eran realidad, volvió a tener la visión comercial que le caracteriza, y resaco la serie en 3 completísimos y vistosos packs: The Adventures of Young Indiana Jones: Volume One – The Early Year; The Adventures of Young Indiana Jones: Volume Two – The War Years; The Adventures of Young Indiana Jones: Volume Three – The Years of Change – este último se ha publicado en abril de este mismo año -.

Así que ya sabéis. Si os gustan las películas, no dejéis pasar la serie. Si os gusta la serie, no sé a qué esperáis para haceros con ella – eso sí, de importación -. Mis copias, vienen en camino.

¡Hasta la semana… o domingo… que bien, Frikis!

Ninguna respuesta to “Las Aventuras del joven Indiana Jones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: