Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Iron Man, La Película.

Después de unos cuantos días tocándonos los huevos, como corresponde a un puente como este, CdF vuelve con las pilas cargadas, y las ideas claras, para ver las peleas de enamorado de Cannonball y Experimento, como Sev sigue alucinando con su bisexualidad – y es que a poca gente le gustan los hombres y los caballos -, o como Kimota sigue intentando convencer al juez de que sus 500 viajes al año a países del sur de Asia, son por cuestión de negocios, y sólo de negocios.

Pero entre todo eso, se nos ha colado en la cartelera una película que llevábamos tiempo esperando… Bueno, unos más que otros. Al parecer, la cosa ha salido bastante bien parada, porque por el momento, ningún chupacandaos de tres al cuarto a puesto el grito en el cine de manera excesiva.

Así que, desde CdF, nos disponemos a analizar y, de camino, poner parir, a una de las grandes apuestas de Marvel para saturarnos el mercado con sus superhéroes…. El tipo de los calzones de titanio, IRON MAN.

Tony Stark, genio, artista tecnológico, con más dinero que el arca gigante de Tio Gilito, y borracho a la par que putero, además de un hijoputa de tomo y lomo. Sabedor de que las dos únicas formas de aumentar una, ya de por sí, desproporcionada fortuna son: A/ Comer nabo hasta que te salgan boqueras y callos en las rodillas ó B/ Venderle tus inventos al ejercito de USAmérica, decide hacer lo segundo, con el consiguiente ahorro de dolor de cervicales.

Durante la presentación – molona, por cierto – de sus últimas chucherías para el ejercito en el territorio de Afganistán – no me preguntéis porque allí, pero lo mismo hubiera sido más seguro hacerlo en la Pedroñeras – es secuestrado por unos guerrilleros Afganos, para que les haga unas copias piratas de su misil más cojonudo.


¡Díselo a la mano!

Después de conseguir escapar, se le hinchan los cojones, y manda la tomar por saco al ejercito de USAmerica, para desarrollar una armadura de combate en la que enlatarse, y darle de hostias a guerrilleros, supervillanos, y mormones que llamen a su puerta. El problema es que el segundo al mando de Industrias Stark, Obadiah Stane, pasa de Tony como de la mierda, y quiere seguir vendiendo al ejército… y ya que se pone, pegarle la patada en su metálico culo a Stark y quedarse con todo.

Así, grosso modo, ese es el argumento de la película. No os voy a desvelar nada, para que os gastéis los cuartos. Por si alguien no es muy aficionado a Iron Man y su historia, diremos que ha habido unas pequeñas modificaciones.

Iron man, de toda la vida, fue capturado por los guerrilleros en Vietnam, y puesto a hacer armas y demás chapuzas de Bricomania, hasta que escapo. En su huida exploto una mina antipersona al lado, se le quedo un trozo de metralla en el corazón, y fue mantenido con vida para que siguiera haciendo juguetitos junto a otro científico, con el que desarrollo la versión primera de la armadura con la que definitivamente lograría escapar.

Aquí, se sustituyen a Vietnam por Afganistán, aunque se dejan los guerrilleros – se evita cualquier referencia fundamentalista, eso sí -. Y es que el jodido 11 – S ha hecho más daño que la sífilis y los teletubbies juntos. Por lo demás, se respeta bastante la captura, el pan y agua, y el científico colega que le ayuda a desarrollar el traje primario que después modificara hasta lo que conocemos.

El resto, simplemente MOLA. Y un montón. A Downey Jr. se le ve como pez en el agua dentro del papel de Tony Stark, cínico, y poderoso cabrón, con un marcado sentido de cabezonería propia de un cabeza lata como él.

Jeff Bridges… Que podemos decir de El Notas. Se agrade que, por fin, un malo no ponga cara de estreñido en todas sus apariciones, y alce el tono de voz para que veamos que es más malo que un cáncer. Bridges pone una medio sonrisa hijoputa e irónica, que acojona más que cualquier cara de gilipollas que pueda poner un actor para creerse malo.

La película está equilibrada en su desarrollo. Lo tiene todo, y en dosis los suficientemente bien esparcidas, como para que las 2 horas que dura, se te pasen a velocidad luz. Todo es rápido, es dinámico, es asequible, y lo mejor es que las escenas de acción están integradas dentro de la trama, y no pegadas en un esto aquí porque me sale de los cojones como en muchas otras películas de superhéroes.

Pero, lo realmente importante en esta película, son los efectos especiales. Acojonan, tío, ACOJONAN. Al tener que presentar un armaduron sin rasgo fácil alguno, han volcado todos los efectos especiales en la integración el personaje en pantalla, en la suavidad de movimientos, en las luces, y en que todo parezca lo más real posible – dentro de la irrealidad del cine -. En Efectos, no se pueden quejar, porque lo han clavao… y hasta los huevos.


Si es que me tendría que haber leído las instrucciones.

Así que en esta película podéis encontrar lo siguiente: Diversión, hostias como panes, efectos cojonudos, fallos de traducción – como siempre, es que ninguna se salva, joder – personajes que molan y que tienen buenas caracterizaciones – Downey Jr. es Stark, y cuando se mete en la armadura, es Stark en la armadura, y no un efecto especial sin personalidad, cosa que se agradece ó, por ejemplo, Terrence Howard como nuestro querido sidekick James Rupert Rhodes (deseando estoy que llegue la 2ª parte para verlo como War Machine) -, nada de ñoñerías, y un mensaje de fondo anti belicista – algo intelectual tenían que poner -.

Quizás no sea la película definitiva de superhéroes Marvel pero, sin duda, es un blockbuster como la copa de un pino.

Desde CdF, la recomendamos.

Molometro: 8.

¡Hasta el jueves… Frikis!

Ninguna respuesta to “Iron Man, La Película.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: