Cosas de Frikis
El alfa y el omega de los blogs molones

Inside CdF: Semana 3

Al fin vuelve vuestra sección favorita libre de tetas y de chuminos, si, yo tampoco me explico que os guste algo libre de eso…

A las 6.30 de la mañana de un Sábado fue abandonado a las puertas de un convento, esta es la historia de Kimota.

Sus padres, hartos de borracheras y de seguir en casa con 42 años lo dejaron allí, a la intemperie, gracias a los monjes franciscanos Kimota logró apaciguar su fuego interior y hoy día vive una vida de sosiego, internet wifi a 40 megas gratuitos ( estos eclesiásticos se lo dan tó regalao) y de noches duras durmiendo bocabajo.

Pero no siempre fue así.

Verano del 82, Naranjito ocupaba las calles y las insignias de toda una nación, el supergrupo La Unión hacía un exitazo de canción con aquel evento, Gabriel García Márquez gana el nobel de literatura y Kimota cambió definitivamente.

“Lo veías jugar por la calle, como un niño normal, el tio era muy cabezón, pero no como aquel de Salamanca, Adbar nosequé, no; este era cabezón de los que se empeñan en algo y no paran hasta conseguirlo…recuerdo un día, un día…ufff…un día le dijeron que si se comía una mierda de perro a partir de ahí todo lo que comiera le iba a saber mejor, y claro…”

Podréis pensar que Kimota no tenía muchas luces por aquel entonces, otros pensaran que hoy día tampoco es que siga teniendo muchas.

La verdad fue que aquel evento mierdístico le hizo ver la luz, y de ser un muchacho normal de un barrio pseudo-cool, se convirtió en el ser misógino, ternesco y miope que es hoy día.

A los 20 años se fue de casa, decía que nadie lo entendía, sus ansias de mantener relaciones con seres mitológicos no eran satisfacidas todo lo que él querría.
Volvió dos días más tarde con un arenque metido en el orto.

A las 22 empezó a frecuentar malos lugares, colegios públicos y sitios oficiales del Estado, todo un caso perdido.

A los 23 empezó a leer.
A los 26 paró de leer.
Durante estos tres años de lectura infinita se adentró en mundos de fantasía infinita, mierdas mangas y porno entre mujeres.
Cuando parecía que por fín había visto la luz y que podía ser alguien normal, llegó el acontecimiento que cambió su vida y la de todo el staff de CdF.

Seguiremos informando.

Ninguna respuesta to “Inside CdF: Semana 3”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: